AVUI A POL

Sentado en el Travesaño

Cuentas pendientes

Cayó 4 veces el RCD Espanyol en el pozo de la 2ª División, y en todos ellas regresó de inmediato entre los grandes. Nunca fue fácil, pero jamás tan dramático como aquella noche del 10-6-1990 en la Rosaleda de Málaga. Un historia resuelta desde el punto de penalty, pero con una trastienda que arranca mucho antes y acabará dejando secuelas para el futuro.

Domingo 18-3-1990. Jornada 28. Con la Liga entrando en su fase decisiva RCD ESPANYOL y Real Racing Club, dos históricos que purgan sus penas en 2ª División, se miden en Sarriá buscando no perder contacto con los puestos de promoción. Real Burgos y Real Betis Balompié andan ya demasiado lejos como para pensar en el ascenso directo.

La tarde promete. A los 4 minutos Archibald adelanta a los blanquiazules (1-0) (500.000 pesetas menos en la caja). Luego vienen clarísimas ocasiones para finiquitar el match, pero entre los postes y el meta Ceballos el partido entra sin resolver en el callejón final. Inofensivos toda la tarde, los cántabros no han dado señales de vida. Mal asunto. Los viejos del lugar, que son muchos, saben que van a tener una. Está escrito en los libros.

Minuto 87'. Un balón aéreo a la desesperada, una prolongación y el brasileño Zinho, uno de esos extranjeros anónimos que pueblan la 2ª División, preparado para fusilar el empate. Ahí está. Esa es. Sarriá cierra los ojos ante el tiro de gracia.......pero entonces surge Meléndez. Titular aquella tarde por lesión de N'Kono, el célebre "Macario" saca una mano prodigiosa y desvía el remate a quemarropa. A medias entre la congoja y el alivio, el RCD ESPANYOL suma 2 puntos de oro ante un rival directo. Paso atrás para el Real Racing Club. Nadie sospecha que será el primero de una imparable regresión.

Sin Martorell, sin Joanet, y renegando de algún que otro jugador con los que iniciara la campaña, el nuevo RCD ESPANYOL de Pardo y Juanjo Díaz corre que se las pela en pos del tiempo perdido atado a la bota de Wuttke y confiando en los goles de Archibald.

Corre tanto que hasta se le pone a tiro el ascenso directo. Los titubeos de un Real Betis, que ha cesado a su técnico Juan Corbacho y todavía debe visitar Sarriá, son la luz al final del túnel. El 13-5-1990 viene marcado en rojo en la agenda españolista. A la cita llegan los verdiblancos con 2 puntos de ventaja y el (1-0) del partido disputado en el Villamarín. Si el RCD ESPANYOL vence iguala la puntuación y el goal average. No hace falta que lo supere pues la diferencia de goles le es claramente favorable (+19 frente a +13). Ganar, es la vida.

Pero no va a ser posible. El Real Betis, ahora dirigido por El Flaco Cardeñosa, supera dos desventajas en el marcador (1-0 y 2-1) y logra escapar con un empate que le sabe a gloria (2-2). Todo, gracias a una imprudente entrada de Maestre sobre Zafra que supone el penalty decisivo para la igualada final (73'). Allí en Gol Norte, con N'Kono bajo palos y Pepe Mel en el punto de cal se ventila el ascenso. Para ellos, casi el billete directo. Para nosotros, una remotísima posibilidad.

Desmoralizados, los hombres de Juanjo Díaz se rinden definitivamente en la penúltima jornada cuando el filial bilbaíno toma ventaja en el marcador (1-0) gracias a un gol de Asier Garitano (actual técnico del CD Leganes). Para entonces ya saben que el cuadro verdiblanco vence al CD Sabadell en el match que acabará certificando su ascenso. Pese a la derrota, el RCD ESPANYOL sale de San Mamés con una plaza de promoción asegurada.

Sólo resta, pues, cerrar la Liga ante la SD Eibar el domingo 27-5-1990 en Sarriá. Un partido aparentemente de trámite. Pero sólo aparentemente. Antes de su disputa, la situación de la tabla clasificatoria es la siguiente:

cuentaspendientes01.png

 

cuentaspendientes02.jpg 

13-5-1990     RCD ESPANYOL - REAL BETIS BALOMPIÉ   (2-2)

Escaich, ariete blanquiazul, y el zaguero bético Miguel Angel II disputan un balón aéreo.

Excluido el Bilbao Athletic por su condición de filial, y ya en 1ª División Real Burgos y Real Betis, la otra plaza de promoción se ventila en Riazor entre Deportivo de la Coruña y el sorprendente Palamós CF. Los deportivistas parten con ventaja. Les basta con el empate.

Pero en esa última jornada hay más cosas en juego. Más allá del nombre de los equipos promocionistas importa también el orden clasificatorio. Los enfrentamientos no se determinan por sorteo, si no que se derivan de la posición final obtenida en la tabla.

Por aquel entonces los cruces previstos venían establecidos por normativa de la RFEF (ver cuadro siguiente) y comoquiera que la 1ª División, por causa de la disputa del Mundial Italia 1990, había finalizado con anterioridad (29-4-1990), una parte de los mismos ya era conocido.

cuentaspendientes03.png

Está claro que en función del resultado que se produzca en la última jornada, el RCD ESPANYOL puede ocupar el 4º o el 5º lugar de la tabla. Si vence a la SD Eibar en Sarriá conservará la 4ª posición y se medirá al CD Tenerife. De no hacerlo, su rival puede llegar a ser el CD Málaga.

Pocos desean medirse al cuadro tinerfeño. Permanece fresco en la memoria el terrible ambiente del Heliodoro Rodríguez López que abrasó al Real Betis (4-0) en la promoción del año anterior, provocando su descenso. Si quiere evitarlo, el RCD ESPANYOL debe perder (que mal suena eso) ante la SD Eibar y esperar que el Deportivo de la Coruña puntúe. Ambos resultados a la vez otorgarían al cuadro gallego la 4ª plaza.

La combinación es más que plausible. Los de Riazor no pueden especular, ya que no tienen la promoción asegurada. A Sarriá, por su parte, llega la SD Eibar amenazada de descenso pero sin depender de sí misma. Debe vencer y esperar a que UE Figueres y/o Real Racing Club pinchen. Sí, han leído bien, el Real Racing Club. De luchar por el ascenso, a evitar la caída a la 2ª División B a través de una cuesta abajo impensable meses atrás. Pese a su desplome, todavía está a tiempo de evitar la catástrofe. Le vale con empatar en El Sardinero frente a un resacoso Real Betis ya ascendido.

El cuadro armero lo tiene difícil, pero va contar con una ventaja. El RCD ESPANYOL, con todo ventilado y su mente puesta en la promoción, afronta el partido con un once de circunstancias. Wuttke, que forzó su amonestación en San Mamés, será baja por sanción. Varios titulares indiscutibles se hallan apercibidos o podrían entrar en el cruce promocional amenazados de suspensión. Algún que otro tocado también descansará por precaución.

 

- Una tarde para olvidar -

Llegada la hora de la verdad, las 18.00 horas de aquel domingo 27-5-1990, los españolistas forman con Meléndez; Lema, Luis Martín, Iñaki, Maestre; Ezequiel Castillo, Muñoz, Zubillaga; "Mágico" Díaz, Pineda y Escaich. Floja entrada en Sarriá. Los incondicionales de siempre, esta vez paraguas en mano. La tarde amenaza lluvia. Y va a llover. Vaya que si va a llover.

cuentaspendientes04.jpg

27-5-1990     RCD ESPANYOL - SD EIBAR   (2-3)

"Mágico "Díaz conduce un balón ante el acoso de un defensor guipuzcoano Al fondo Escaich. Gradas semivacías.

El match empieza de cara para los vascos que se adelantan gracias a un penalty transformado por Luluaga (13'). Pero en el RCD ESPANYOL juega Pineda. Relegado al banquillo tras la llegada de Archibald, cada minuto le parece poco para reivindicarse. La lucha y las ganas de "Monsieur" voltean el marcador con dos dianas en corto espacio de tiempo (32' y 37') y conceden ventaja blanquiazul al descanso (2-1). Mientras, en Riazor, un jovenzuelo llamado Fran da ventaja al cuadro gallego (1-0).

De vuelta del intermedio el RCD ESPANYOL es otro. En el minuto 47' y sin mediar lesión, el técnico españolista sustituye al portero. Llega la hora de Echevarría (Javier Echevarría Iruarrizaga) un guardameta que tras llegar en la campaña 1987-88 ha ido de cesión en cesión y todavía no ha debutado en partido oficial. Según Juanjo Díaz, con N'Kono en el Mundial de Italia, conviene reservar a Meléndez que va a ser el portero en la promoción y es el momento adecuado para premiar a Echevarría (3er portero de la plantilla) ofreciéndole minutos. Una versión que, finalizado el partido, desmentirá el propio Echevarría manifestando que en ningún caso el técnico manchego le había advertido de su debut. Todo muy sospechoso.

A todo ello, el Real Betis siembra el pánico en El Sardinero y abre brecha en el marcador (0-2) rozando la hora de partido. Los racinguistas empiezan a tener un problema. Su salvación está en Sarriá donde el RCD ESPANYOL resiste, pero cuyos jugadores hace tiempo que no se dan 2 pases con sentido. La tormenta ya no es sólo de agua. Es también de juego y anda muy cerca de Echevarría. Todo irá muy rápido. En apenas 5 minutos, los que van del 71' al 76', primero Bixente y luego Arrien, voltean el marcador del (2-1) al (2-3) final. Se veía venir.

La segunda mitad del RCD ESPANYOL resulta bochornosa y la recta final del partido se disputa al compás del "Tongo, tongo....." y "Que se besen, que se besen.....", recurrente soniquete para la denuncia de este tipo de situaciones. Finalizado el match el cuadro armero celebra jubiloso su victoria. Toda la Liga ocupando puestos de descenso y de golpe y porrazo en la orilla de la salvación gracias a un Real Racing Club que consuma su particular harakiri, incapaz de lograr un mísero empate  ante un Real Betis que nada se juagaba (1-3).

cuentaspendientes05.jpg

 27-5-1990     RCD ESPANYOL - SD EIBAR   (2-3)

Zubillaga disputa un balón aéreo. Al fondo el centrocampista Muñoz, uno de los muchos NO habituales que actuó aquella tarde

Como era de suponer el Deportivo de la Coruña cumple su parte y asegura su plaza al derrotar al Palamós CF (2-0). Así pues, con su derrota ante la SD Eibar el RCD ESPANYOL pasa finalmente al 5º lugar de la tabla y su rival en la promoción será el CD Málaga. Fuera caretas: lo que andaba buscando.

El pseudo partido de Sarriá levanta ampollas. Especialmente en Santander, donde el cuadro cántabro incluso llega a impugnar el partido ante el Juez Único del Comité de Competición, alegando "presuntas acciones deliberadas" por parte españolista. Pero también en Málaga, donde se interpreta como un menosprecio el hecho de que se les prefiriese como rivales.

Estaba claro que el RCD ESPANYOL debía velar por sus intereses y que a las puertas de una promoción no podía exponerse a sanciones o lesiones. Nada que objetar en ese sentido. Lo realmente grave, y en eso si se podía entender el enojo de CD Málaga y Real Racing Club, fueron las declaraciones que a lo largo de toda la semana efectuaron el técnico y algunos de los jugadores del cuadro de Sarriá.

Aunque con cierta diplomacia a Juanjo Díaz se le entendía todo: "Del CD Tenerife lo que más me preocupa es el público. La afición se vuelca con el equipo. En su campo no habría menos de treinta o cuarenta mil espectadores y eso es muy bueno para los jugadores. Además tienen hombres muy importantes en el equipo. En cambio, en Málaga no habrá tanta gente y tienen el hándicap de que en el primer partido no podrá jugar Paquito". Más contundente fue Beningo Lema, integrante el año anterior de la plantilla del club tinerfeño: "Veo al CD Málaga más asequible, por el ambiente de su campo y por su plantilla". Manifestaciones, todas ellas absolutamente prescindibles y que, por si solas, alimentaban la sombra de la duda antes del match frente a los eibarreses.

Como era de esperar, la impugnación del Real Racing Club quedó en nada y los santanderinos descendieron a la 2ª División B. Por primera vez en su larga historia, por cierto. Gracias a sus propios errores, todo hay que decirlo (5 puntos sobre 20 posibles en las 10 últimas jornadas), pero no es menos cierto que con la desidia del RCD ESPANYOL bien anotada en la libreta de las cuentas a saldar.

La historia es conocida. Con mucho sufrimiento, tras esquivar el tiro de gracia de Pedro Jaro y aprovechando el primer match ball en los píes de Albesa el RCD ESPANYOL vuelve entre los grandes y condena al CD Málaga.

No erraron tampoco los que quisieron evitar un cruce con el CD Tenerife. Pese a resistir en las Islas (0-0) las meigas volvieron a hacer acto de presencia en Riazor (0-1) para desespero de los deportivistas. Bien mirado, ocurrió tal y como imaginaron algunos. Pero de aquel episodio quedaron heridas abiertas.

 

- La historia brinda venganza -

Lejos de aprender la lección, el RCD ESPANYOL siguió flirteando con los bajos fondos de la Liga tras su retorno a la elite y en las temporadas 1990-91 y 1991-92 esquivó la promoción en la última jornada. En la primera de ellas tras derrotar al Atlético Madrid (3-1) en Sarriá y tras una milagrosa remontada del Cádiz CF ante el Real Zaragoza (2-1), más tarde con aquel gol salvador de Moj en Atocha y ya con Clemente obrando como antídoto a fallidas apuestas (Petrovic y Sabaté).

José Manuel Novoa dirige la nave en la campaña 1992-93. El motor vuelve a fallar de inicio (3 derrotas en los 3 primeros encuentros) pero el equipo poco a poco endereza el rumbo y logra instalarse en mitad de tabla. Tras derrotar al Club Atlético Osasuna en Sarriá (2-1) el 21-3-1993 ocupa una cómoda 8ª plaza y tiene 28 puntos. La victoria, sin embargo, no deja contento al personal. Es más, el partido acaba con música de viento. Los rojillos, que finalizan el match con 9 jugadores, casi empatan el partido en la última jugada.

Pese al curioso final de partido, los blanquiazules están a 3 puntos de la zona UEFA. Eso sí, por fútbol, por sensaciones, es evidente que la distancia es mucho mayor. El equipo no engancha. No juega nada bien. Pero nadie imagina la tormenta que se avecina.

Una semana más tarde y sin ningún destello de fútbol que justifique su holgada clasificación, los de Novoa caen con estrépito en Atocha (4-1). Parece una derrota más, una de tantas en el historial perico. Pero no. No lo es. Marca el inicio de una espiral negativa y sin freno que empujará a los blanquiazules al fondo de la tabla tras sumar 1 sólo punto de los 22 en juego.

La caída en picado tiene su culminación con la visita del CD Logroñés a Sarriá en la penúltima jornada de Liga. Pese a la nefasta racha, no obstante, una victoria perica todavía puede arreglar el entuerto. Tocan a rebato y el 13-6-1993 todo el españolismo en comunión (35.000 espectadores) se conjura para superar el trance. Para entonces Novoa ya ha sido destituido y Juanjo Díaz, otra vez él, ocupa el banquillo en un intento desesperado de la directiva por remontar la situación.

No será así. El partido, un ejercicio de impotencia en toda regla, tiene un dramático final con el decisivo gol del ruso Salenko (86') y la grave lesión de Francisco (75') al que le aguarda una larga inactividad tras lastimarse la rodilla.  Ya poco importa lo que ocurra en San Mamés en la última jornada. La derrota ante los riojanos (0-1) condena definitivamente al RCD ESPANYOL a la disputa de otra promoción. La décima.

En aquel tren hacia los abismos que cogiera el Real Racing Club en la temporada 1989-90 tras su derrota en Sarriá y que le condujo a 2ªB, iba montado ahora el RCD ESPANYOL. El equipo había entrado en barrena y, destrozado moralmente, sólo disponía de la última bala en el cargador.

Mientras, en Cantabria, se vive la situación opuesta. Tras purgar un año en 2ªB y trampear en el olvido de la media tabla el de su regreso a la División de Plata, busca ahora su retorno a la elite con Paquito en el banquillo. Siempre en posiciones cabeceras desde el inicio de la Liga, el equipo se estanca allá por en Marzo y da síntomas de debilidad. El ascenso comienza a alejarse

Sin embargo la directiva racinguista reacciona y a 10 jornadas del final refuerza la delantera con un viejo conocido de la afición españolista: Michel PINEDA. Su fichaje es todo un acierto. Juega 10 encuentros marca 7 goles y el club de El Sardinero se dispara de manera imparable venciendo en 9 de ellos (18 sobre 20 puntos en juego). Igualito que en la Liga 1989-90.....pero al revés.

La progresión del cuadro cántabro, sin embargo, sólo le vale para alcanzar la promoción junto al RCD Mallorca. En 1ª y esperando la debida penitencia andan RCD ESPANYOL y Albacete Balompié, pero las cosas han cambiado. Los cruces se deciden ahora por sorteo. La afición del Real Racing Club prefiere a los de Sarriá. Son dos trenes en dirección opuesta y la dirección del suyo es la correcta. Tampoco han olvidado aquella desidia perica ante la SD Eibar que facilitó su descenso a 2ªB.

El sorteo, pura Ley de Murphy, acaba emparejando a blanquiazules y cántabros con una plaza de 1ª División en juego. Miedo contra esperanza. Depresión frente a ilusión. Primero en Barcelona para la verbena de San Juan. Luego la vuelta en Santander. El lote completo.

El final de la historia también es conocido. Aquella diana de Pineda en el Gol Norte de Sarriá. Sus lágrimas. La impotencia de un equipo roto en el partido de vuelta. Tres años después los cántabros ajustaban cuentas y mandaban al RCD ESPANYOL a la 2ª División.

Afortunadamente y gracias a Camacho, sólo fue por una temporada. Por cierto, ¿Recuerdan quién fue el primer rival en Sarriá aquella campaña 1993-94?. Seguro que sí.

cuentaspendientes06.jpg

23-6-1993     RCD ESPANYOL - REAL RACING CLUB   (0-1)

Partido de ida de Promoción. Marcel Sabou supera en su carrera al central españolista Mino. 

Oriol Pagés

<< Tornar Fer comentari 2807 | 0 | Imprimir | Enviar


 06/03/2017 &#128249; Panenka en el Plantío
 18/01/2017 Siete minutos para volver al cielo
 10/12/2016 Pasajero 750
 04/10/2016 &#128249; RCD Espanyol y Zona Cesarini
 02/06/2016 En lo alto de la tribuna
 24/03/2016 CITA INOPORTUNA
 11/01/2016 DUDA RESUELTA
 24/11/2015 LOCURA INOLVIDABLE
 15/10/2015 IMPRESCINDIBLES
 08/09/2015 PRIMERO DEFENDER BIEN
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7