AVUI A POL

Pericos con botas

"CATA", un duro con sonrisa de ángel

cata01.png

El domingo de 2 de julio de 1950 pasará a la historia del fútbol español gracias al mítico gol de Zarra frente a Inglaterra (1-0) en el Mundial Brasil 1950.

Pero mientras ello ocurre en Maracaná, con Parra comandando la zaga hispana, a las 6 en punto de esa misma tarde, Sarriá acoge un encuentro muy especial: Gimnástico de Tarragona y CD Alcoyano se miden, en promoción a partido único, por una plaza en 1ª División para la campaña 1950-51.

Los grana defendiendo su puesto en la elite. Los de Alcoy, dirigidos por el ex españolista Pepe Espada, luchando por volver a ella. El partido, tremendo, va más allá de los 90 minutos reglamentarios de rigor (3-3). Sólo tras la prórroga y cuando empieza a anochecer el triunfo cae del lado alicantino (6-3). En el CD Alcoyano forma Felipe Ara, campeón de Copa en 1940 con el RCD Espanyol hace ya una década, pero también dos jugadores que no tardaran en volver a pisar feudo periquito: el medio Bolinches y el zaguero "CATA".

La historia de "CATA" (Vicente Balaguer Pascual - Alicante 8-5-1927) es un ejemplo de profesionalidad. Formado en el equipo Plana de Alcoy pronto desataca como líder de la defensa y sus cualidades no pasan desapercibidas a los ojos de Ramón Balaguer técnico del CD Alcoyano que lo contrata para la temporada 1947-48 con apenas 20 años. De entrada tocará hacer de meritorio en 2ª Regional con el CD Serpis (equipo amateur y filial del CD Alcoyano). Luego, ya se verá.

No fue el CD Serpis un conjunto cualquiera. Aquella misma campaña participa en el Campeonato de España de Aficionados y lo conquista brillantemente tras batir a la SD Indauchu (4-0), por aquel entonces filial del Athletic Club, en el Estadio Metropolitano de Madrid. Muchos de sus componentes acabarán jugando en 1ª División.

cata02.jpg

3-12-1950  -  ATLÉTICO MADRID  - CD ALCOYANO   (5-1)

De izquierda a derecha Olcina, Pérez Payá y "CATA" formando en el césped del Estadio Metropolitano. En ese mismo escenario, y apenas 2 años antes, todos ellos se  habían proclamado Campeones de España en categoría aficionados con el CD Serpis

A "CATA", le sirve para madurar y proyectarse hasta el primer equipo del CD Alcoyano. Allí le espera Pepe Espada en la campaña 1949-50 y tras la comentada promoción frente al Gimnástico de Tarragona en Sarriá, la 1ª División. La tarde del 10-9-1950 en el Campo de El Collao y frente al Real Racing Club (3-3), su sueño de debutar en la gran pasarela del fútbol español se hace realidad.

Pese a su debut entre los grandes, "CATA" y los suyos no pueden impedir la vuelta al pozo de la 2ª División tras una temporada para el olvido. Sin embargo, sus buenas actuaciones no pasan desapercibidas a los cazatalentos. Varios equipos andan tras sus pasos. Entre ellos el RCD Espanyol, que cuenta con buenos informes de Pepe Espada. El cuadro alicantino necesita vender si o si para enjugar el déficit que provocará su descenso. Es cuestión de tiempo.

La solución al caso, llega el sábado 7-7-1951. Un día señalado para el cuadro blanquiazul y su emblemático campo de Sarriá. Por la mañana la piqueta inicia las tareas de derribo del histórico Chalet que corona el Gol Sur. Esa misma tarde, sin embargo, la actividad se traslada a las oficinas del club en Plaza Universidad (entresuelo del Café Tostadero). La directiva anuncia la renovación de los contratos de Parra y Arcas. Pero esa no será la única noticia. Tras días de arduas negociaciones el RCD Espanyol hace oficial el fichaje de "CATA" por quien abona la cantidad de 300.000 pesetas. Francisco Perelló Miñana tesorero del club, es el alma máter de la operación tras un viaje relámpago a Alcoy en su vehículo particular. Valencia CF y Real Zaragoza, también en la pole para cerrar el fichaje, se quedan con las ganas.

"CATA" (24 años) es un defensa rápido, duro y expeditivo. De los que marcan territorio. Difícil de superar en balones aéreos. Preferentemente actúa de marcador central, pero se puede adaptar a cualquier posición dentro de la zaga.

Los entrenamientos cara a la nueva campaña se inician el 11-8-1951 en el Estadio de Montjuich. Sarriá se halla en obras. Al mítico Chalet le sucederá el nuevo graderío de Gol Sur y allí andan las excavadoras dale que te pego. Sobre la hierba del Estadio Olímpico "CATA" conoce al que será su nuevo entrenador: Pepe Nogués.

El zaguero alicantino viste por primera vez la zamarra perica el 19-8-1951, con motivo de un UE Sans - RCD Espanyol (2-6) en el campo de la Calle Galileo y en el marco de la Fiesta Mayor del popular barrio barcelonés. Junto a "CATA", también debuta la otra novedad españolista cara a la temporada: un tal MAURI (José Mauri Carbonell) procedente del CD Europa y que oficia de ariete.

Su debut en partido oficial con el RCD Espanyol llega en la jornada inaugural del 9-9-1951 frente al FC Barcelona (1-0). Nogués, pese a disponer de un lateral derecho específico como Argilés, prefiere a "CATA" para cubrir la banda ante el eterno rival. Con Parra no hay debate posible sobre quien ocupa el eje de la zaga. Celma, que completa el terceto defensivo en la banda izquierda, será quien acabe decidiendo el match al transformar un penalty por manos de Segarra en el minuto 85' (1-0). Allí, en la portería de Gol Sur, y con las gradas a medio terminar. Cómo si el Chalet quisiera despedirse del RCD Espanyol con el mejor guiño.

Para "CATA" la puesta de largo es agridulce. Una patada al suelo en un momento de precipitación le deja el tobillo maltrecho. Resiste como un valiente para finalizar el match pero la lesión le tiene en el dique seco hasta inicios de Noviembre. Vuelve Argilés en el lateral derecho. En su primer año como blanquiazul alterna en la defensa, pero no es ni mucho menos indiscutible. Sólo finalizando la campaña se empieza a configurar una zaga formada por Argiles, Parra y "Cata".

Sobre esa base descansará el entramado defensivo en la temporada 1952-53. La primera con Alejandro Scopelli en el banquillo y en el que el RCD Espanyol (el célebre equipo del "Oxígeno") disputa el título de Liga hasta las últimas jornadas, tras ostentar el liderato en amplios tramos del campeonato.

Con el francés Marcel Domingo bajo palos, el trío defensivo formado por ARGILÉS, PARRA y "CATA" se convierte en la zaga menos goleada de la Liga durante 2 temporadas consecutivas (1952-53 y 1953-54) alcanzando en ambos la prestigiosa Copa Duward, trofeo con el que la conocida entidad relojera obsequiaba al equipo que encajara menos tantos en el Campeonato Nacional de Liga.

cata03.jpg

23-5-1954 - Copa - RCD ESPANYOL - SEVILLA CF   (6-2)

Prolegómenos del encuentro. Por segundo año consecutivo, el RCD Espanyol recibe la COPA DUWARD como equipo menos goleado de la 1ª División. A la izquierda "CATA" (Foto Archivo Antonio Fernández)

cata04.jpg

De izquierda a derecha Argilés, Parra y "CATA", defensa titular del RCD Espanyol en las campañas 1952-53 y 1953-54 en las que el cuadro blanquiazul fue el menos goleado de toda la 1ª División

No funcionarán tan bien las cosas en la campaña 1954-55. El RCD Espanyol, siempre muy dado en pasar del todo a la nada sin solución de continuidad, acaba condenado a certificar su permanencia en una liguilla promocional. La plantilla no es sustancialmente diferente pero la temporada empieza torcida con aquella sentada ante el Athletic Club y acaba con en el purgatorio de la promoción. Por el camino caen el mítico Scopelli y también Odilo Bravo, su sustituto.

Pepe Espada, ayudado por Ricardo Zamora en la secretaría técnica, será el técnico encargado de que la nave no naufrague del todo. El cambio en el banquillo conlleva variaciones en la zaga. Para "El Divino" la blandura defensiva es la madre de todos los males. Menos toque y más contundencia. Traducido en nombres, fuera Parra y luz verde a "CATA". Espada, que le tuvo en el CD Alcoyano y conoce de sobra sus prestaciones, sabe que esa es su posición natural.

 "CATA" no defrauda y lidera la defensa en aquellos decisivos encuentros. A su derecha sigue Argilés. A su izquierda, y resituado desde la medular, Faura ocupa su vacante. Los blanquiazules encajan tan solo 8 goles en los 10 partidos de liguilla y mantienen la categoría sin excesivos apuros. El trío ARGILÉS, "CATA" y FAURA actúa en todos los encuentros. Ya con Zamora en el banquillo y salvo percances, esa será la defensa titular del RCD Espanyol en las próximas temporadas. Parra dejó de ser intocable. Llegó la hora de "CATA" para liderar la defensa blanquiazul.

El momento culminante del nuevo trío llega en la Copa de 1957. El año anterior, ya rozaron el partido definitivo tras eliminar al FC Barcelona en cuartos de final, pero el Atlético de Madrid fue una barrera infranqueable en el desempate de semifinales en el Bernabéu (3-0).

Los pupilos de Zamora, sin embargo, no dejaran escapar la ocasión al año siguiente. Tras apear a Athletic Club, Real Club Celta y Valencia CF alcanzan la finalísima del 16-6-1957. Nada menos que frente al FC Barcelona en el Estadio de Montjuich. "CATA", con el 5 a la espalda, es el capitán del equipo en tan señalada ocasión. Será él, o Juan Segarra quien reciba de manos del Generalísimo el trofeo de campeón. 

cata05.jpg

 16-6-1957  - FC BARCELONA - RCD ESPANYOL   (1-0)

Final de Copa en Montjuich. Ante la mirada del colegiado Daniel Zariquiegui, los capitanes "CATA" y Segarra estrechan sus manos e intercambian banderines conmemorativos.

La historia es conocida. Partido feo, casi sin ocasiones y decidido por un polémico cabezazo de Sampedro a 11 minutos del final. Nunca sabremos si el ariete azulgrana se hallaba en posición de fuera de juego. Ni si, según cuenta la leyenda, Zariquiegui quiso ahorrarle a Franco 30 minutos de prórroga. Lo que sí sabemos es que "CATA" saludo al General.........pero el trofeo lo acabó alzando Segarra.

Aquel sería el último gran partido de "CATA" con el RCD Espanyol. Ricardo Zamora lleva tiempo con ganas de dejar el banquillo e instalarse en la secretaría técnica. La final de Copa la interpreta como un punto y aparte y para la campaña 1957-58 coloca al húngaro Emile Berkessy en el foso de entrenadores. Nada volverá a ser igual para el central alicantino.

Pero no de entrada. De hecho, el trío ARGILÉS, "CATA" y FAURA disputa con buenos resultados las primeras 4 jornadas de Liga, pero una inoportuna plaga de gripe afecta a varios integrantes de la plantilla cara al partido frente el Real Zaragoza (1-0) el 13-10-1957. Entre los más afectados "CATA", cuya baja se alarga más de lo esperado. ABEL (Abel Hernández Sánchez), cedido durante 2 temporadas al CD Sabadell y retornado a la disciplina del club tras sus buenas actuaciones en la Creu Alta, ejerce de sustituto y cumple a la perfección. Su aparición no será puntual. Es el principio del fin para "CATA".

La Liga se detiene el 24-11-1957 con motivo del Suiza - España en busca de un billete para el Mundial Suecia 1958. Mientras, el RCD Espanyol realiza una mini jira con dos bolos en Colonia y Lieja. En el primero de ellos, "CATÁ" resulta lesionado y no puede finalizar el partido. Abel sigue a buen nivel y se convierte en indiscutible para Berkessy. En lo que queda de campaña "CATA" sólo vuelve al once inicial el 9-3-1958 en un Valencia CF - RCD Espanyol (2-1) y debido a un problema muscular de Abel. No lo sabe, pero será la última vez que vista de blanquiazul.

"CATA", pundonoroso y capaz de dejarse la última gota de sudor en un campo de fútbol en defensa de su equipo, siempre se definió como un mal suplente. Nunca le gustó vegetar. Finalizada la temporada solicita la baja al club y éste se la concede tras 7 campañas defendiendo la zamarra españolista.

164 partidos oficiales en blanquiazul bien merecían una despedida a la altura del ardor y la pasión con la que "CATA" defendió los colores del RCD Espanyol pero ésta, curiosamente, tardaría en llegar y lo haría de un modo un tanto especial.

Tras una estancia poco afortunada en el Granada CF en la campaña 1958-59 debido a las lesiones, y en la que volvió a coincidir con Alejandro Scopelli, "CATA" firma por el CD Orense, un cuadro que acaba de ascender por primera vez a la 2ª División. En tierras gallegas, y ya con 32 años, el central alicantino vuelve a mandar en el eje de la zaga. Se siente protagonista otra vez.

Contra pronóstico, los orensanos resultan ser el equipo revelación del Grupo Norte de la 2ª División y cuajan una excelente campaña. Incluso llegan a la última jornada con opciones de promocionar a la máxima categoría. Serán ellos los rivales del RCD Espanyol en el primer cruce de Copa. La presunta superioridad del cuadro blanquiazul no aparece por ningún lado en el partido de ida (2-0). En la vuelta de Sarriá y pese a neutralizar el score, un gol de Cebrián en la recta final del match (79') echa por tierra el esfuerzo por remontar la eliminatoria (2-1). La decepción es tremenda. A la calle en Dieciseisavos de Final.

Aquel 1-5-1960 sólo hubo aplausos para "CATA" al que el público, pese al KO copero, despidió con una gran ovación cuando abandonaba el césped. Tardío, pero justo reconocimiento a un luchador nato y que siempre lo dio todo vestido de blanquiazul.

Establecido en Barcelona tras su retirada, siempre ejerció de perico. Asiduo en los entrenamientos del 1er equipo, formó parte de la Agrupación de Veteranos del club. Pundonor, sacrificio, entrega, lucha y honor son muchos de los adjetivos que podrían definir al futbolista alicantino.

"CATA" y su eterna sonrisa, se fueron para siempre un 20 de enero de 2004 a la edad de 76 años. El azul y el blanco marcaron su vida. Primero en el CD Alcoyano, luego en el RCD Espanyol. Pocos le  olvidan.

- Estadísticas -

cata06.png

Oriol Pagès

<< Tornar Fer comentari 2078 | 0 | Imprimir | Enviar


 28/02/2017 Lauridsen, The Big John
 08/01/2017 Vicente, el Nuevo Grapas
 03/11/2016 Marcet, arte inteligente
 13/09/2016 &#128249; Ortiz Aquino: buen pie, mala cabeza
 11/05/2016 CUESTA, CON BUEN PIE
 09/03/2016 BORJA, EN BUENAS MANOS
 28/12/2015 URZAIZ, LA TORRE DE TUDELA
 12/11/2015 'PEPÍN', RÁPIDO RÁPIDO
 22/09/2015 PARRA: LA ELEGANCIA NO TIENE EDAD
 12/07/2015 RODILLA, DE VERDUGO A DELFÍN
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6
Deportistas