AVUI A POL

Sentado en el Travesaño

Siete minutos para volver al cielo

Con el reloj a punto de cruzar las 6 de la tarde, 80.000 espectadores y millones de radioyentes contienen la respiración. Es el momento culminante de un domingo de fútbol con mayúsculas. Miguel Reina y Jesús Glaría citados ante un penalty como antes no hubo.

Y fue gol. Bendito gol. El del triunfo (0-1). Vencer en el Camp Nou y coronarse a la vez como líder de la Liga. Aquel 4-3-1973 debió acabarse el mundo. No imagino mejor momento.

siete-minutos-para-volver-al-cielo-01.jpg

siete-minutos-para-volver-al-cielo-02.jpg

 4-3-1973  - Camp Nou - FC BARCELONA- RCD ESPANYOL (0-1)

(Foto Superior) Reina paralizado. Glaría acaba de convertir el penalty decisivo. (Foto Inferior) Alegría de los españolistas ante el gol (Roberto Mtnez 7 - Pepín 11 - Amiano 9 - José María 10 y Glaría 6)

Imatges Perikolandia 

Pero no fue así. Cansino como siempre, llegaba el lunes. Aunque luminoso aquella vez. Un lunes para ajustar cuentas, tras el vacile semanal. Que si os vais a enterar, que si el Camp Nou es demasiado para vosotros..... Era el día. Nuestro día. El de la Galia insumisa (4 o 5 irreductibles pericos y algún que otro rebelde inadaptado) frente a la Roma culé. Así era el cole por aquel entonces.

El RCD Espanyol había apeado del primer vagón al FC Barcelona tras derrotarle en el mismísimo Camp Nou. Algo así como escapar del santuario con el Santo Grial bajo el brazo.  Mírame a los ojos. Estoy aquí arriba. Soy perico y mi RCD Espanyol es líder. En Marzo, a tan sólo 11 jornadas para cerrar la Liga, que es una manera muy diferente de ser líder. Una locura maravillosa para disfrutarla como si no hubiese un mañana.

En el horizonte más inmediato, la visita del Granada CF. Jornada 25. Sarriá 16.30 horas del domingo 11-3-1973. Pero antes, una semana de orgullo que el españolismo iba a vivir como nunca. En las escuelas, en las oficinas, en los mercados, en los bares, en todas partes.

Los jugadores no escaparon al clima de euforia. De vuelta a la actividad el martes 6, les aguardaba una atronadora ovación al saltar al terreno de juego. Allí, en la tribuna de Sarriá y puntuales a su cita, los habituales jubilados. Normalmente no más de 20 o 30. Aquella mañana cerca de 200. Y así in crescendo, toda la semana. Con el paso de los días más de un jovenzuelo haciendo pellas para ver a sus héroes y en taquillas, largas colas para no perderse el duelo ante el cuadro andaluz.

En medio de aquella vorágine, la comunicación de que Fernando Orellana Alvarez iba a ser el árbitro del encuentro. Una detalle nada trivial. Con el colegiado gallego, el cuadro blanquiazul tenía una buena lista de agravios. Contra el CD Málaga en la 1969-70 (1-1), ante el Real Sporting Gijón el año anterior (0-0).... El más reciente, aquella misma temporada frente al Athletic Club (0-0) cuando invalidó un gol a Solsona, por un dudoso fuera de juego posicional. Siempre en Sarriá. Siempre el inefable Orellana.

En aquellas épocas, los clubes podían solicitar la recusación de un colegiado. Y eso fue lo que Meler y su directiva hicieron con el referee de Vigo. La petición, eso sí, no podía entrar en vigor más que a partir de la temporada siguiente (1973-74). Por ello, al conocerse su designación, los dirigentes blanquiazules, exigieron la presencia de un delegado federativo.

Y llegó el domingo 11. El día. Nuestro día. Una hora antes del match ya se advierte un buen gentío de camino al estadio. Subiendo por Avenida de Sarriá desde Diagonal, por General Mitre, bajando por Doctor Roux. Banderas. Carracas. Silbatos. Rostros sonrientes y confiados en un RCD Espanyol que hace soñar a su gente.

Puntuales, los equipos saltan al terreno de juego. Por separado, como manda la tradición. Eso de salir juntitos quedaba para la fanfarria de la Copa de Europa y partidos de selecciones. En Liga y en Copa, silbar y zarandear el árbol genealógico del equipo rival formaba parte de la liturgia. Por eso el visitante salía primero. Para que quedara bien claro el destinatario del vocerío. Y allí estaban los Aguirre Suárez, Jaén, Fernández y otros tantos angelitos. Todos ellos gente muy entrañable y sin ningún antecedente que recordar.

Cuando cesan los pitos, llega el momento. Salen los nuestros. Con Sarriá puesto en píe el capitán José María, asoma por la escalerilla que da acceso al césped. La ovación es atronadora. Única. Y no sólo eso. En ese momento cientos de aficionados invaden el terreno de juego para acercarse a sus ídolos. Por una vez, no habrá foto del once inicial. Jugadores y aficionados se arremolinan en la portería de Gol Sur como una gran familia. Una imagen inusual y que permanece en la retina de los que allí estuvimos como recuerdo imborrable.

siete-minutos-para-volver-al-cielo-03.jpg

 GOL SUR de Sarriá

Los aficionados invaden el campo en los prolegómenos del match y se fotografían junto a los jugadores

A la misma hora Athletic Club y FC Barcelona juegan un San Mamés un partido de alto voltaje y no menos interés pero, ni que sea por una vez, el foco de la Liga apunta a Sarriá. Juega el líder. El RCD Espanyol. Y esa es la noticia. No otra.

Desde que se iniciara la campaña Santamaría alinea un once tipo que la grada recita de memoria: Borja; Granero, De Felipe, Ochoa; Poli, Glaría; Roberto Martínez, Solsona, Amiano, José María y Pepín. No es muy amigo de removerlo el técnico charrúa. En algunos encuentros incluso ni agota los cambios. Realiza variaciones sólo en casos de fuerza mayor. La última fue hace un mes, debido a una mala caída de Solsona ante el Real Sporting de Gijón que le supuso una luxación del codo.

Romero ejerce de sustituto desde entonces. Lejos del perfil técnico atesorado por "El Noi de Cornellá", su presencia le da más músculo a la medular. Casualidad o no, con Romero en el campo los blanquiazules encadenan 3 victorias consecutivas. Y vaya triunfos: en Sarriá frente al Atlético de Madrid (2-1) y a domicilio en el Insular (0-2) y Camp Nou (0-1). 

Con Solsona ya restablecido, el cuerpo le pide a Santamaría volver a su once de gala. Máxime jugando en Sarriá y ante un rival que, presumiblemente, vendrá a cerrarse. Pero ¿cómo dejar en el banquillo a cualquiera de los héroes del Camp Nou?. Finalmente, Romero sale con el 8 a la espalda. Luego, ya se verá.

Enfrente el Granada CF. Vestido con franjas rojas verticales. Lo de las horizontales fue una modernidad que vino luego. Entrenado por "Pasieguito" (Bernardino Pérez Elizarán) sale con: Ñito; Falito, Aguirre Suárez, Fernández, Toni; Jaén, Castellanos; Chirri, Dueñas, Quiles y Vicente. Lesionado, no viaja Porta, 2º máximo artillero de la Liga con 11 goles. Todo un alivio.

Sale el RCD Espanyol atacando a Gol Norte. Como mandan los cánones. Para Gol Sur, si hiciese falta, la traca final. Eso está escrito en los libros de historia. Los mismos que cuentan que ese partido no va a ser nada fácil. La presión de sentirse líderes. La motivación de un rival peleón.

Y ese es el guión de la 1ª parte. Un RCD Espanyol voluntarioso y llevado en volandas por un público entregado, frente ante un rival ordenado y que no se descompone pese a perder por lesión a uno de sus bastiones defensivos (Aguirre Suárez 33'). Con Roberto Martínez y José María bajo control casi policial al Granada CF le vale con no perder el orden y encomendarse a las manos de Ñito. El cancerbero entra poco en juego, pero cuando lo hace se muestra segurísimo. Partido feo. Al descanso (0-0). Idéntico resultado que en San Mamés.

No varía el panorama tras volver del intermedio. Pero ahora ya no es sólo el Granada CF quien está enfrente. También lo es el reloj, que avanza implacable y acelerado cuando el marcador simultáneo anuncia que el FC Barcelona se adelanta en feudo bilbaíno (0-1) gracias a un penalty transformado por Zabalza. Los azulgranas, provisionalmente, retoman el liderato.

Instantes después (minuto 57') Santamaría mueve ficha. El partido necesita otro registro si se trata de incomodar a los rojiblancos. Tras un mes de baja vuelve Solsona, que ocupa el lugar de Romero. Poco más de media hora para cambiar el guión.

Pero lejos de ser un punto de inflexión, el partido vira a peor. Llegado el minuto 67' Vicente y Dueñas pillan un balón suelto en medio campo y montan una rápida contra. Ya en el balcón del área, el balón le cae a "Chirri" (Javier Ruiz de Lazcano Labordeta). El ex del Real Zaragoza, zurdo cerrado, se cambia el esférico de pié y suelta un latigazo imposible a la escuadra de Borja (0-1). Sarriá es una tumba.

siete-minutos-para-volver-al-cielo-04.jpg

GOL Norte de Sarriá - Minuto 68'

El zurdazo del granadino "Chirri" supera a Borja pese a su estirada (0-1) 

A merced del Granada CF y durante 15 eternos minutos, el RCD Espanyol es un zombi en medio del silencio. Impotentes e irreconocibles, los hombres de Santamaría rondan el (0-2). Pero al partido le quedaba todavía un último capítulo. Corto. De apenas 7 minutos. Pero tremendamente intenso. De aquellos que no se olvidan en la vida.

Antes de la tormenta final, una acción aparentemente trivial. En el minuto 81' una jugada confusa acaba con el balón saliendo por la línea de fondo. ¿Córner?. Mientras Orellana duda (acabará concediéndolo) José María y Ñito, con opiniones enfrentadas, pugnan por el balón. El arquero lo agarra e intenta sacar de meta. En su forcejeo por evitarlo y lanzar de esquina, el interior españolista acaba pisando su mano. Miradas que se cruzan. Mal de ojo.

Ñito es un meta singular. En lo deportivo, tan capaz de pararlo todo como de encajar el más inocente de los tiros. Volcánico e impulsivo en lo emocional. Todo un carácter. En cierto modo, parecido al asturiano José María. Brillante y regular en el campo no se le conocen apagones, pero llegado a cierto umbral también malcarado y desagradable. Varías expulsiones le contemplan.

Instantes después (minuto 83') y todavía con esa disputa en la retina, llega la enésima falta contra el cuadro granadino. Cerca del círculo central, y por donde empieza a trazarse el callejón del 10 la ejecuta el propio José María. La defensa nazarí sale en bloque a tirar el fuera de juego. ¿Antes o después de que golpeara el asturiano?. Nunca lo sabremos. De Felipe, Roberto Martínez y Amiano quedan descolgados frente a Ñito. Solos. Escandalosamente solos. En vivo, el orsay parece colosal, pero ante la sorpresa general el linier no agita su banderola. A lo suyo, Amiano controla el balón y fusila el empate (1-1).

siete-minutos-para-volver-al-cielo-05.jpg

 GOL SUR de Sarriá - Minuto 83'

Amiano, sólo ante el meta Ñito, fusila el empate con la zurda (1-1). Junto al navarro, y también en posición dudosa, De Felipe y Roberto Martínez. Al fondo el canario Vicente alza los brazos reclamando orsay.

En unos segundos eternos todas las miradas buscan a Orellana, y el que tantas veces inclinara su pulgar hacia abajo, dice gol sin ni siquiera consultar con su linier. De inmediato, el Granada CF sale en pleno a por ambos. Empujones. Carreras. Nervios. Un pandemónium colosal del que también participan multitud de jugadores y que acaba con José María noqueado. El tinerfeño Ñito, un tipo muy propenso a sulfurarse más de la cuenta, pierde los nervios y ajusta cuentas atizándole un puñetazo. Roja Directa.

El barullo dura casi 10 minutos. Lo que tarda en disolverse el conflicto, llevarse a Ñito camino de los vestuarios, no sin problemas debido a su excitación, y limpiar el terreno de juego sembrado de almohadillas. Su sustituto, Navarro (José Navarro Aparicio), un buen portero que con el tiempo incluso hará carrera defendiendo la meta del Atlético de Madrid, pisa el césped para hacer su debut en la 1ª División.

siete-minutos-para-volver-al-cielo-06.jpg

siete-minutos-para-volver-al-cielo-07.jpg

 Tangana tras el empate. (Foto Superior) Orellana, con la tarjeta roja en la mano acaba de expulsar a Ñito (Foto Inferior) José María sangrando debido al puñetazo recibido por el meta canario del Granada CF.

Los 7 minutos que restan se disputan en un ambiente tenso y crispado como pocas veces se recuerda. Faltas y más faltas. Interrupciones constantes. Juego sucio, marrullerías. Acorralado y con un portero tembloroso, todo le vale al Granada CF para llegar a la orilla del 90'. Pero llega el último minuto. Córner. Otro más. Puede que la última bala. Sarriá puesto en pié. Difícil ver nada.

Allá a lo lejos, vuela el esférico al corazón del área donde todos forcejean mucho más allá del límite reglamentario. Rechazado por la zaga en primera instancia, el balón se aleja de Navarro......pero hay alguien al que nunca le gustó el cuerpeo del área. Que suele pedir la documentación a la salida. Y ahí está, cerca de la frontal, esperando con el gatillo a punto por si acaso. Nada menos que Solsona. Todo un especialista. El balón que bota. El cuerpo que se acomoda para el golpeo. Milagrosamente, la volea se abre paso entre un bosque de piernas y se cuela ajustada al palo derecho de Navarro (2-1).

Fue en Gol Sur. La portería de los goles decisivos. Con todo Sarriá puesto en pié. Un éxtasis inolvidable.

siete-minutos-para-volver-al-cielo-08.jpg

 GOL SUR de Sarriá - Minuto 90'

El debutante Navarro sorprendido por el disparo lejano de Solsona (2-1). El RCD Espanyol sigue líder.

Instantes después Orellana dice basta (2-1). El FC Barcelona aguantó en San Mamés (0-1) pero Amiano y Solsona, en 7 minutos inolvidables, mantenían al RCD Espanyol como líder de la Liga a sólo 10 jornadas del final. Ya queda menos para ser campeones. Si, para ser campeones.

Cae la tarde y un reguero humano desfila Avenida de Sarriá abajo. El pueblo perico vuelve al hogar eufórico. Eufórico y a la vez exhausto. El partido ha durado una interminable semana y durante los 90 minutos ha viajado a lo largo de todos los estados de ánimo posibles. Alegría, ansia, decepción, excitación y éxtasis. Toda una prueba para los sentidos.

Mañana volverá a ser lunes, pero en escuelas, bares y oficinas seguirá teñido de blanquiazul. Como añoro aquellos lunes !!!

Oriol Pagés 

<< Tornar Fer comentari 4667 | 0 | Imprimir | Enviar


 17/05/2017 Cuentas pendientes
 06/03/2017 &#128249; Panenka en el Plantío
 10/12/2016 Pasajero 750
 04/10/2016 &#128249; RCD Espanyol y Zona Cesarini
 02/06/2016 En lo alto de la tribuna
 24/03/2016 CITA INOPORTUNA
 11/01/2016 DUDA RESUELTA
 24/11/2015 LOCURA INOLVIDABLE
 15/10/2015 IMPRESCINDIBLES
 08/09/2015 PRIMERO DEFENDER BIEN
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7