AVUI A POL

Pericos con botas

Ortiz Aquino: buen pie, mala cabeza

ortizaquino01.jpg

Menuda locura la de aquel verano del 73. Tras largos años de prohibición, volvía a permitirse la contratación de jugadores foráneos (2 por club y sólo en Liga) con vistas a la campaña 1973-74.

Como si no hubiese un mañana, grandes y pequeños, ricos y pobres, nadie pudo detener la fiebre compradora de aquellos enloquecidos directivos lanzados a una frenética carrera para reforzar sus plantillas. Fichar, pero sobre todo, fardar de extranjeros, era poco menos que obligado.

Llegada la hora de la verdad, no obstante, el rendimiento real de toda aquella troupe estuvo muy por debajo de las expectativas creadas. Salvo contadas excepciones, los que llegaron no mejoraron el producto nacional. De la primera oleada sólo el gran Cruyff, para hacer campeón al FC Barcelona; Ratón Ayala y Cacho Heredia que dejaron al Atlético Madrid a las puertas de la Copa de Europa y el Nino Arrúa que sentó cátedra en un emergente Real Zaragoza. El resto, pese a nombre ilustres (Netzer, Keita,......) paso sin pena ni gloria.

¿Y el RCD Espanyol?.

La directiva españolista puso sus ojos en Sudamérica. Y más concretamente en Paraguay. Un mercado mucho más asequible que el europeo. De allí llegaron CINO y ORTIZ AQUINO. En los albores de los 70 el paraguayo era un fútbol emergente y atractivo. Campeona del Sudamericano Sub-20 en 1971 el núcleo de aquella "Albirroja" fue creciendo, y en aquel verano de 1973 le discutía una plaza en el Mundial Alemania '74 a la mismísima Argentina.

Entre aquella camada de descarados jugadores, un zaguero excepcional: Luis César ORTIZ AQUINO (Asunción 25-8-1949). Formado en la prolífica cantera de Cerro Porteño, su fichaje se fraguó en uno de los muchos viajes que Manuel Meler realizaba a Sudamérica y se anunciaba a finales de Agosto de 1973, cuando el RCD Espanyol regresaba de Cádiz tras la conquista del prestigioso Ramón de Carranza.

ORTIZ AQUINO, sin embargo, demoraría su llegada a la Ciudad Condal hasta mediados de Octubre. Titular indiscutible de una Paraguay que peleaba con la albiceleste en pos de la cita mundialista, ambos tenían cita en la Bombonera de Boca Juniors la tarde del 7-10-1973 para el duelo final. Imposible perderse ese partido.

ortizaquino02.jpg

ORTIZ AQUINO (quinto de la fila superior desde la izquierda) formando con la selección de Paraguay 

Rostro avinagrado, semblante serio, enormes patillas. ORTIZ AQUINO tenía cara de defensa con muy malas pulgas. De los que da miedo mirar. Y así resultó ser. Pero no precisamente por su dureza.

El paraguayo, un valladar en el juego aéreo, si convenía era de los que se hacían respetar, pero su principal virtud era una depuradísima técnica. Nunca se inquietaba con el balón en los píes, por más que rondase el área propia. Si había que fintar o regatear para salir jugando, se hacía. Sin más. Alma de libero. Incorporarse a líneas avanzadas le encantaba. Una joya de apenas 24 años y con un gran futuro, pero que sin embargo tardaría en demostrar sus condiciones.

Aquel RCD Espanyol al que llegó ORTIZ AQUINO, venía de pelear la Liga la temporada anterior y en su zaga mandaban dos verdaderos iconos: De Felipe como stopper y Glaría como hombre libre. Veteranos ambos y poco menos que intocables, acabarían marcando la trayectoria del jugador paraguayo.

18-11-1973.  El Real Racing Club visita Sarriá. ORTIZ AQUINO tiene plazo en el banquillo de los suplentes, pero la lesión de De Felipe en el minuto 18' precipita su debut. El partido acaba con una sorprendente derrota (0-2), la única del año como local, y ante un rival que acabará descendiendo de categoría. Una tarde infame y para el olvido. Descolocado, superado e inseguro el paraguayo se muestra extraño y no escapa a la rechifla general. Mal día para empezar.

El guión cambia radicalmente en el próximo partido. En Balaidos (1-2) ORTIZ AQUINO da un paso al frente y se muestra mandón y contundente. Ejerce de jefe del área y la prensa le destaca unánimemente como uno de los artífices de la victoria ante los celestes. Pero deberá esperar. Aún no ha sonado su hora. Cuando De Felipe se recupera de la lesión, vuelve su dupla con Glaría. Santamaría siempre fue un tipo de ideas fijas y el paraguayo necesitará de otro contratiempo para volver al once.

20-4-1974. Ante la Real Sociedad y en el viejo Atocha, nueva oportunidad por unas molestias de Glaría. Todo va bien hasta el minuto 76' (0-0), pero el partido enloquece con el primer gol donostiarra. Estérilmente protestado por los españolistas, Olavarría lo valida ante el barullo general. La trifulca, que se cobra la expulsión de un De Felipe en cólera, es el inicio del descalabro final (3-0). Sanción de 3 partidos. Se acabó la Liga para él. Plaza para ORTIZ AQUINO para lo que resta de campeonato. Oportunidad única para demostrar su valía.

Primer acto en Sarriá ante el Real Madrid. Un Real Madrid menor. Sonámbulo en la Liga desde aquel histórico (0-5) frente al FC Barcelona de Cruyff, pero que como siempre, llena Sarriá de gorras blancas y se hace difícil de batir. El de Asunción, enorme, cuaja un partido sencillamente espectacular al mando de la zaga. Los blanquiazules vencen con un gol de De Diego (1-0). Aquella noche del 27-4-1974 el público españolista descubrió un crack llamado ORTIZ AQUINO.

El famós reportatge en que Joaquim Maria Puyal entrevista a la plantilla espanyolista, entre ells, a Ortíz Aquino (videoteca Dani Monteserín)

Aprovechando la cuesta abajo de un Glaría ya en le recta final de su dilatada carrera, la temporada 1974-75 le confirma como titular indiscutible junto a De Felipe. Con confianza y trabajo se asienta en el equipo. Jugador fuerte y versátil, no sólo defiende su parcela sino que se suma con peligro al ataque. Preciso en el pase, saca el balón con elegancia y cuando puede ensaya su potente disparo. Un cañón. Es el libero por excelencia. Su técnica es tanta, que incluso en algunas ocasiones peca de sobrado.

Afianzado, la campaña 1975-76 debe de ser la de su consolidación definitiva. Se le vislumbra como pieza clave en un RCD Espanyol que se prepara para celebrar su 75 Aniversario. Para el evento la directiva de Meler apuesta fuerte en la confección de un equipo altamente competitivo. Todo está planificado para cuajar una gran temporada. Los refuerzos (Caszely, Jeremias, Fdez Amado, Verdugo, Ozorio....), incluso su nacionalización, que el propio zaguero y Meler han pactado con anterioridad.

Pero en los albores del nuevo curso, todo empieza a torcerse entre ORTIZ AQUINO y el club. Sin razón aparente, se incorpora 10 días tarde a la concentración de pretemporada. Cuando lo hace, llega pasado de peso y tarda en ponerse en forma. Por si fuera poco lanza unas explosivas declaraciones: "No estoy dispuesto a nacionalizarme de ninguna manera. Es más, mi intención es retornar a Paraguay una vez finalizado mi contrato", desentendiéndose del compromiso con el presidente. Debido al convenio bilateral entre Paraguay y España, tras 2 años de residencia en suelo hispano, los ciudadanos de aquel país podían adquirir la nacionalidad española. En su caso, y en el de Cino también, el pase a su nuevo status (Octubre 1975) posibilitaba al club nuevas incorporaciones para reforzar el plantel. Pero no hubo manera. Nada volvió a ser igual entre club y jugador.

Pese al desencuentro, la temporada concluye con la ansiada clasificación para la Copa de la UEFA, pero el zaguero paraguayo empieza a mostrar su versión caprichosa, conflictiva e indisciplinada. A finales de Noviembre de 1975 protagoniza un desagradable incidente en una discoteca de Barcelona. Enfrentado a miembros de la Policia Nacional es llevado a comisaria e ingresado en el calabozo. Sólo la mediación de un directivo del club logrará rescatarlo de tan embarazosa situación.

La broma le valió al paraguayo un expediente disciplinario y una buena ración de banquillo. Casi 2 meses. Hasta que otra lesión de De Felipe dejó abierta otra vez la puerta para el retorno. Cuando lo hizo volvió a rendir a buen nivel, pero aquel aura con que había conquistado a la grada quedó dañada.

ortizaquino03.jpg

20-9-1975  -  RCD ESPANYOL  -  UD LAS PALMAS   (1-0)

ORTIZ AQUINO, siempre presto a la hora de incorporarse al ataque. Aquí le vemos ensayando su potente disparo ante el canario Páez y la atenta mirada de Manolín Cuesta. Más a lo lejos su compatriota Juvencio Ozorio y el medio insular Paco Castellano.

Logrado el billete para la Copa de la UEFA, Meler iba a conseguir lo que tanto tiempo andaba buscando: la nacionalización de ORTIZ AQUINO. Eso sí, no sin antes rascarse el bolsillo y ampliar su contrato al que todavía le restaba un año más de vigencia.

Ya en Europa durante la campaña 1976-77, el RCD Espanyol compite con orgullo. La aventura la detendría el experimentado SC Feyenoord en Octavos de Final. Ante él, nos llevaron en buena medida, dos goles de penalty de ORTIZ AQUINO. Una suerte en la que el paraguayo era casi infalible. Primero en Niza para poner el momentáneo (1-1) en un match de infarto y luego en Sarriá ante los alemanes del Eintracht Brunswick para certificar el resultado definitivo (2-0) tras abatir a un Franke que antes había detenido otra pena máxima a Rafa Marañón. Menudos misiles lanzaba el de Asunción.

De su lado oscuro, sin embargo, todavía restaban capítulos por conocer. Llegadas las Navidades de 1976 marcha a Paraguay para pasar las fiestas. Se le espera antes de final de año pues el RCD Espanyol juega en el Rico Pérez de Alicante el día 2 de Enero. Pero ORTIZ AQUINO acaba llegando...... el día 7. Más allá de la tardanza, acaba saliendo a la palestra un accidente automovilístico acaecido poco antes de su partida y del que resultó ileso. No así su padre, que acabaría hospitalizado y con heridas de cierta consideración.

La campaña 1977-78 marca el principio del fin para la escuadra de Santamaría. Empieza con un tropiezo en el Sánchez Pizjuán (3-1) y seguirá peor. El paraguayo no escapa a la decaída general. Cada vez más descentrado, gana kilos con facilidad y su lentitud le convierte poco a poco en una sombra de lo que fue. Con los turrones a punto, la debacle del Sardinero (4-0) se lleva por delante a Santamaría. Tras años de bonanza, la Navidad del 77 es triste como pocas.  

Tres jugadores son sancionados por faltas de orden interno. Fernández Amado, Echevarría y.....ORTIZ AQUINO. Siempre señalado. Siempre en el ojo del huracán. Harta de su comportamiento, la directiva le separa del equipo hasta que se someta a un chequeo médico para valorar su estado de forma. Cosas del hastío acumulado.

ortizaquino04.jpg

2-10-1977  -  RCD ESPANYOL  -  REAL SPORTING GIJÓN   (2-1)

Minuto 21' - Gol Norte de Sarriá -

ORTIZ AQUINO, un peligro cuando pisaba área contraria. Aquí le vemos abriendo el marcador tras batir a Castro ante la presencia del "Colorado" Killer. Sería su último gol con la camiseta blanquiazul. 

Cuando pocos dan un duro por su vuelta a los terrenos de juego, una plaga de lesionados obliga a Heriberto Herrera, el nuevo técnico, a una alineación de circunstancias para la visita a San Mamés. Corto de efectivos, incluso debuta el joven Padilla. No hay más remedio que recurrir a todos los que se tienen en pié. Incluido ORTIZ AQUINO.

Aquel 29-1-1978, en un San Mamés embarrado y sacudido por la lluvia y el viento, el RCD Espanyol naufraga sin remisión (4-0). Lento y abúlico, el de Asunción sale en la foto de casi todos los goles. Nunca más vestirá de blanquiazul.

Heriberto Herrera tuvo bastante con lo que vio. El resto será lo de siempre. Ausencias injustificadas, salidas nocturnas, líos. Si sería flagrante el comportamiento antideportivo del paraguayo que el expediente abierto por el club fue elevado a la RFEF que le acabaría suspendiendo por 1 año. Ratificada la sanción por UEFA y FIFA, ORTIZ AQUINO, salvo que el RCD Espanyol solicitara su amnistía, no podía jugar en ningún club mientras durara el castigo. Finalmente y ya bien entrado 1979, regresó a su país natal. A su Cerro Porteño.

Triste final para un excelente futbolista en lo técnico, pero al que la mala cabeza le privó de mayores logros. Lo disfrutamos en Sarriá, mientras quiso. No fue demasiado tiempo. Una lástima.

ortizaquino05.jpg

- Estadísticas -

ortizaquino06.png

Oriol Pagés

<< Tornar Fer comentari 7022 | 0 | Imprimir | Enviar


 08/01/2017 Vicente, el Nuevo Grapas
 03/11/2016 Marcet, arte inteligente
 11/05/2016 CUESTA, CON BUEN PIE
 09/03/2016 BORJA, EN BUENAS MANOS
 28/12/2015 URZAIZ, LA TORRE DE TUDELA
 12/11/2015 'PEPÍN', RÁPIDO RÁPIDO
 22/09/2015 PARRA: LA ELEGANCIA NO TIENE EDAD
 12/07/2015 RODILLA, DE VERDUGO A DELFÍN
 13/05/2015 'MINO, MÁTALO'
 18/03/2015 GABINO, LETANÍAS PARA UNA ILUSIÓN
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6