AVUI A POL

Sentado en el Travesaño

cartelltravesano1516.png 

-  LOCURA INOLVIDABLE -

"ELLOS SE LO HAN PERDIDO", comentaba Juan Vilá Reyes cuando hacía alusión a los muchos espacios vacíos que hubo en el graderío. 

Y es que aquella noche del 24 de noviembre de 1965, Sarriá, el viejo Sarriá, se removió hasta los cimientos ante una de esas exhibiciones que perduran en la memoria del aficionado durante años.  

Temporada 1965-66. Vuelve la Copa de Ferias. Segunda experiencia continental para el RCD ESPANYOL.

La primera se saldó con buena nota. Apeados Hannover 96 y Birmingham City, tuvo que ser el poderoso Estrella Roja de Belgrado quien frustrara el pase a semifinales. Sin embargo, aquella campaña 1961-62 la marcaría el fatídico descenso en Valladolid, y no faltaron voces que apuntaron a la aventura europea como una de las causas del desastre. ¿Realidad?. ¿Oportunismo?. En cualquier caso, ahí estaba de nuevo el RCD ESPANYOL. Retomando el camino. Aceptando el reto. Con similitudes, y también con diferencias.

Similitudes, las de Juan Vilá Reyes con Victoriano Oliveras de la Riva. El factótum actual y el presidente de entonces. Dos tipos valientes. Proactivos. De los que entendían que Europa vendía bien. Que merecía un esfuerzo. Aunque sólo fuera para no ser menos que el vecino. Pero también con diferencias. La apuesta de 1961-62 carecía de base firme. Con una plantilla corta y entrada en años, tuvo mucho de plan mal medido. La actual, se acometía tras una profunda renovación y con mejor fondo de armario.

 

- Cambio de look -

Todo arranca tras finalizar la campaña 1963-64, la del retorno a 1ª División. Temporada dura, como cabía suponer. Casi penosa en algunos pasajes y en la que, sin arañar punto alguno lejos de Sarriá, el RCD ESPANYOL logra salvar el pellejo tras derrotar al Real Sporting de Gijón en otra dramática promoción. La tercera consecutiva.

Imposible esquivar el abismo de manera permanente. Así lo entiende la directiva de Jose Fusté, que asume un lifting a conciencia en la plantilla. Con el vicepresidente Juan Vilá Reyes como principal mentor, la remodelación pivota sobre la figura de Ladislao Kubala que cuelga definitivamente las botas y se instala en el banquillo.

Adiós a la vieja guardia de los Argilés, Muñoz y otros díscolos que puedan cuestionar el nuevo orden. Llega la hora de una nueva hornada. Jóvenes con hambre y ganas de prosperar (Rodilla, Vall, Ramírez, Bergara, Juan Manuel ...........) Ellos, y algún que otro vejestorio que garantice la necesaria dosis de veteranía (Carmelo y Di Stefano) serán los cimientos del nuevo RCD ESPANYOL.

La fórmula funciona a medias. Sin los sobresaltos de antaño, eso sí, la temporada 1964-65 no pasa de discreta y queda lejos de las expectativas creadas por el tándem Kubala-Di Stefano. Claramente de más a menos en su devenir, la campaña finaliza con la dimisión del húngaro poco antes del desempate copero frente al Real Sporting de Gijón en el Bernabéu. La terquedad en alinear a su hijo Branko, contra el parecer de la grada y parte de la directiva, es sólo el detonante que hace estallar una relación progresivamente viciada.

Adiós a una pieza importante, pero no a una idea. Empeñado en elevar el nivel de la plantilla y de cara a la temporada 1965-66, el club sigue contratando jóvenes talentos (Mingorance, Amas, José María, Miralles.....). Ahora bajo las órdenes de Fernando Argila, el nuevo técnico del RCD ESPANYOL.

 

- La hora europea -

La VIII Copa de Ferias arranca finalmente con 48 equipos participantes. Igual número que en la edición anterior. Junto al RCD ESPANYOL y como representantes de la Liga española, también compiten Real Zaragoza, Valencia CF y FC Barcelona. Todos ellos, campeones del torneo en anteriores ediciones.

De entrada la fortuna acompaña al cuadro blanquiazul ya que queda exento de la Ronda Preliminar. Para la de Dieciseisavos de Final, no habrá tanta suerte. Tras el sorteo celebrado el 8-10-1965 el bombo depara un hueso de consideración: el histórico SPORTING CLUBE DE PORTUGAL (Sporting en adelante). La ida en el José Alvalade de Lisboa (10-11-1965) y la decisión final dos semanas más tarde, el 24, en Sarriá.

 

- El Sporting...... -

Hablar del fútbol luso en los inicios de los 60 es hacerlo del legendario SL Benfica. De Eusebio y su tropa, capaz de truncar el reinado español en la Copa de Europa con dos títulos consecutivos ante FC Barcelona (1961) y Real Madrid (1962). De un equipo pujante, y que pese a no alzar el título, también alcanzara las finales de 1963 y 1965.

Sin embargo, el panorama iba a cambiar en aquella temporada 1965-66. El Sporting, su eterno rival ciudadano y campeón de la Recopa 1963-64, empezaba a cuestionar la supremacía de Las Aguilas.

Antes del partido de ida y tras 6 jornadas de Liga, el cuadro franjiverde comanda imbatido la tabla (4 victorias y 2 empates) igualado con el Vitoria Guimaraes. La manera de lograrlo es casi tan importante como el propio liderato. La tarde del 17-10-1965, OS LEOES (Los Leones) que es así como se conoce popularmente al Sporting, asaltan el Estadio da Luz y derrotan con autoridad al todopoderoso SL Benfica (2-4). El triunfo lleva la firma de Joao LOURENÇO. En una actuación soberbia, el interior derecha anota en solitario el póker goleador.

El Sporting está de moda. En estado de gracia. Es una escuadra emergente y algunos de sus jugadores comienzan a frecuentar el combinado nacional. A HILARIO da Conceiçaio, su mejor hombre e internacional desde finales de 1959, se le unen José CARLOS (1962), Alexandre BAPTISTA (1964) y en el inicio de aquella misma campaña (Octubre 1965) el meta Joaquim CARVALHO.

locura-01.jpglocura-02.jpg  locura-03.jpg
          HILARIO da Conceiçao                      José CARLOS                                  Alexandre BAPTISTA

 

.... y el RCD ESPANYOL -

En aquel Noviembre de 1965, el blanquiazul es un equipo rejuvenecido pero todavía en construcción. Que ha mudado la piel muy rápidamente, y por si fuera poco, estrena técnico. Necesita poso. Tiempo.

En el arranque de la campaña el cuadro de Argila apunta buenas maneras, pero se muestra tremendamente irregular. Capaz de lo mejor y de lo peor. Como paradigma de esa inmadurez, un RCD ESPANYOL - ATHLETIC CLUB disputado en Sarriá el 10-10-1965. Justo una semana antes de la hazaña sportinguista en Da Luz.

Minuto 57'. Tercer balón que Iribar saca de su meta (3-0). Tantas veces  imbatible, no está siendo la tarde de "El Chopo", y aún resta media hora. Temerosos los unos, conformados los otros, el match entra en la insulsa monotonía de los partidos que se saben finiquitados. Pero de repente, sucede lo impensable. En 12 minutos locos, los que van del 71' al 83', el cuadro vizcaíno voltea el marcador. Del (3-0) al (3-4) gracias a un hat-trick de Koldo Aguirre y un autogol del Idígoras. Una derrota cruel. Desgarradora. De las que te llevan directo al diván del psicoanalista.

No fue así. Una semana después, los blanquiazules igualaban en el Santiago Bernabéu (0-0) ante el Real Madrid, campeón vigente, haciendo de su guardameta Betancort el mejor jugador del encuentro. Así de irregular e imprevisible era aquel RCD ESPANYOL de la campaña 1965-66.

 

- Alvalade...... -

Embalados los unos y desconcertantes los otros. Así se presentaba el partido de ida en feudo lisboeta.

Antes, un pequeño apunte. Con menos suerte que el cuadro españolista, el Sporting no pudo esquivar la Ronda Preliminar y tuvo que medirse al Girondins de Burdeos. Los masacraron. En el Parc Lescure (0-4) para el cuadro luso. Para el trámite de la vuelta, otra goleada (6-1). Así de contundente era su carta de presentación.   

Pero a la hora de la verdad el RCD ESPANYOL muestra su perfil bueno. Sin achicarse ante los 65.000 espectadores que llenan el José Alvalade, los blanquiazules pelean y planta cara a un equipo en plena forma y con vitola de gran favorito. No se desmoronan ni con el marcador en contra. Cuando el escocés Bill Mullan dice basta, la desventaja es mínima (2-1). Buen resultado para la vuelta

locura-04.jpg

VIII Copa de Ferias - Dieciseisavos Final - Partido Ida

10-11-1965   -  SPORTING CLUBE PORTUGAL - RCD ESPANYOL   (2-1)

 Julián RIERA despeja de cabeza ante la mirada de Joao Lourenço y de los españolistas  Mingorance (derecha) y Di Stefano (izquierda) 

Igualado y competido, el partido se ventila en la 2ª mitad. Precisamente cuando más arrecia la lluvia. En apenas un cuarto de hora caen los 3 goles del partido. El Sporting da primero. Dos dianas casi consecutivas de su goleador Joao LOURENÇO (61' y 66') sitúan en el marcador un preocupante (2-0). El interior luso, el héroe de Da Luz, está en vena. Nada se le resiste.

Por momentos los de Argila se tambalean, pero llega el minuto 74'. Tras lanzar José María el segundo córner españolista, Miralles se anticipa a los defensas y mete la puntera para reducir diferencias (2-1). El de Játiva, un tipo con facilidad para el gol y que debutaba aquella campaña, lograba su primera diana como jugador del RCD ESPANYOL en partido oficial. Luego vendrían más. Casi todas importantes y que le elevarían a la categoría de "El Sexto Delfin" en épocas de mayor gloría.

De momento, y no era poco dada la categoría del rival, los españolistas salían vivos del José Alvalade. Si lo habían conseguido, ¿Por qué no iban a pasar ronda?

 

........y la locura de Sarriá -

Mientras llega el partido definitivo ambos conjuntos confirman sus tendencias. Tras la buena imagen ofrecida en Lisboa, el RCD ESPANYOL vuelve a las andadas. Cae con estrépito en el Luis Sitjar (3-0) y luego se reivindica con una buena actuación en Sarriá frente al CD Sabadell (2-1) justo el sábado anterior al encuentro de vuelta.

OS LEOES, por su parte, golean sin piedad al Sporting de Braga (5-0) y se mantienen líderes. Joao LOURENÇO sigue a lo suyo y anota un hat-trick. Con 9 goles en 7 jornadas se sitúa en lo alto de la tabla de goleadores. Tras él y con 7 dianas, su compañero Figueiredo. Las mismas que Eusebio.

Y llega el día. La cita es a las 20.30 horas del miércoles 24-11-1965 en Sarriá. Una noche de intensísimo frío y que deja a medio poblar las gradas del estadio. Por aquellos tiempos todavía no andaba muy arraigada la disputa de partidos nocturnos. Y menos entre semana.

Dirige el inglés Ernest Crawford y el RCD ESPANYOL sale con Carmelo; Bergara, Mingorance, Riera (cap); Alvarez, Ramirez; Amas, Miralles, Di Stefano, Rodilla y José María. El mismo equipo que actuara en la ida con el único cambio de Ramírez por Sabaté en la línea medular.

Dirigido por el tándem formado entre Otto Gloria y "Juca", el cuadro franjiverde lo hace con Carvalho; Morais, Baptista, Hilario; José Carlos (cap), Dani; Ferreira Pinto, Joao Lourenço, Figueiredo, Peres y Oliveira Duarte. También un único cambio respecto al match de ida con la entrada de Dani por Sitoe.

locura-08.jpg

locura-05.jpg

 
VIII Copa de Ferias - Dieciseisavos Final - Partido Vuelta

24-11-1965   -  RCD ESPANYOL - SPORTING CLUBE PORTUGAL   (4-3)

 Los 22 protagonistas de aquella noche.

FOTO SUPERIOR- RCD Espanyol.

Arriba y de izquierda a derecha: Bergara, Alvarez, Riera, Ramírez, Mingorance y Carmelo.

Agachados: Amas, Rodilla, Di Stefano, Miralles y José María. A su lado Jaime Fernández (masajista)

 

FOTO INFERIOR- Sporting Clube de Portugal

Arriba y de izquierda a derecha: Hilario, Dani, Baptista, Morais, Jose Carlos y Carvalho.

Agachados: Ferreira Pinto, Joao Lourenço, Figueiredo, Peres y Oliveira Duarte.

En la ida los lisboetas aceptaron cambiar su indumentaria, y es ahora el RCD ESPANYOL quien corresponde la deferencia luciendo su equipación suplente (zamarra y medias azules con pantalón blanco). 

De salida dominan los de Argila y suyo es el control del match durante los primeros 20 minutos. Más efectista que otra cosa, eso sí. La zaga portuguesa se muestra solvente y deja pocas vías de acceso a Carvalho. Cuando las hay, aparecen las manos del meta internacional. No hay que precipitarse. Basta con contrarrestar un gol de desventaja.

Pero el partido vira a partir del minuto 27' cuando Joao LOURENÇO, otra vez él, se anticipa a Riera tras un lanzamiento de falta (0-1). Apenas 7 minutos más tarde y todavía con el mazazo encima, una contra de manual conducida por Figueiredo la remata sobre la marcha Oliveira DUARTE (0-2). Al descanso la eliminatoria roza lo imposible.

De vuelta del intermedio (minuto 48') el propio Oliveira DUARTE bate a Carmelo de tiro cruzado y tras jugada individual (0-3). La efectividad lusa es máxima. Con todo el segundo acto por delante......¿Quién piensa en la remontada?. Se trata de evitar una goleada histórica.

locura-06.jpg

     VIII Copa de Ferias - Dieciseisavos Final - Partido Vuelta

24-11-1965   -  RCD ESPANYOL - SPORTING CLUBE PORTUGAL   (4-3)

 Gol Norte de Sarriá - Minuto 48'

Tras burlar a Riera, medio caído en el suelo, OLIVEIRA DUARTE enfila la meta en la acción

que culminará con el tercer gol luso. Ramírez, impotente, intenta seguirle.

 

De perdidos al rio, Argila modifica el sistema táctico. Se arriesga a cerrar con 2 defensas y adelanta la posición de Di Stefano. El RCD ESPANYOL ataca y ataca. Más por vergüenza torera que por convicción. Y por fin encuentra recompensa. Tras un córner y varios rechaces Mingorance remata desde fuera del área y, con Carvalho ya batido, Hilario impide el gol bajo palos metiendo el puño. Desde los 11 metros el asturiano José María no suele fallar (1-3). El reloj cruza el minuto 57'.

Poco después llega la jugada clave del match. En el minuto 64'. Un apurado rechace de Carvalho a tiro de Amas cae en los píes de Di Stefano. El suave toque del crack argentino la pone de lujo en la cabeza de Miralles que, casi bajo palos, desvía sutilmente a la red (2-3). Han caído dos goles en 7 minutos. Restan 25 más para volver a repetirlo. Sarriá grita. Sarriá cree.  ¿Por qué no?.

Envalentonado, el RCD ESPANYOL es una marabunta azul y el campo parece inclinarse hacia la meta de Carvalho. La de Gol Sur. La de los goles importantes. El sueño es posible. Y por una vez........va a ser realidad. Todo ocurre muy rápido. En tan sólo 2 minutos  Rodilla (70' y 72'), el mismo que nos mandara a 2ª División en Valladolid, se redime de por vida con dos dianas en un santiamén. Cuando cae el (4-3) Sarriá es un verdadero hervidero. Decenas de espectadores no pueden reprimir su emoción y saltan al césped para abrazarse con los jugadores. Lo nunca visto.

Del minuto 57' al 72'. Un cuarto de hora mágico. Indescriptible. Único. Del (0-3) al (4-3) en un Sarriá enloquecido de pasión y que revivía, ahora a la inversa, el desenlace de aquel fatídico encuentro ante el Athletic Club disputado el mes anterior. Eliminatoria igualada y 17 minutos por delante, con el público en pié y pidiendo la estocada definitiva.

Pero no habrá más goles. Desecho por el esfuerzo el RCD ESPANYOL arría velas poco a poco. Los lusos, entre sonámbulos e incrédulos, intentan llegar vivos al minuto 90'. Ambos firman la paz del (4-3), y que sea lo que Dios quiera en el partido de desempate. Por aquel entonces todavía no se aplicaba la regía de los goles en campo contrario.

Sin embargo, a la noche todavía le faltaba la última guinda. Para determinar el escenario del match de desempate es preciso efectuar un sorteo. Y al centro del terreno de juego acuden los capitanes Riera y José CARLOS. Junto a ellos Crawford, el referee inglés, y Francisco Román, ex presidente del RCD ESPANYOL en la década de los 40, y en aquellos tiempos representante de España en el Comité Ejecutivo de la Copa de Ferias.

En medio de un silencio sepulcral, el será quien lance la moneda. José CARLOS pide cruz, pero aquella noche era la del RCD ESPANYOL. Salió cara. El enorme brinco de Julián Riera fue suficiente para que el público comprendiera que el desempate se iba jugar en Sarriá.

Tras 180 minutos RCD ESPANYOL y Sporting seguían sin dilucidar quién iba a pasar a la ronda de Octavos de Final. Pero para los blanquiazules, y tras rozar la catástrofe, quizá era lo menos importante. Habían logrado sobrevivir a un marcador de (0-3) y voltearlo hasta un (4-3) inolvidable en apenas 15 minutos. Posiblemente, en  uno de los partidos más espectaculares jugados en el estadio de Sarriá. Los que lo presenciaron, nunca lo han olvidado.

 

- Epílogo -

La eliminatoria acabaría decantándose del lado blanquiazul en el desempate del 15-12-1965 jugado, ahora sí,  en un Sarriá lleno hasta los topes. A la misma hora. Con idénticos protagonistas (sólo el cambio de Osvaldo Silva por Dani en el once luso), y con la única diferencia de que OS LEOES cambiaron su indumentaria franjiverde por una absolutamente blanca.

Rodilla con otro doblete (36' y 45') anularía el rápido empate de Figueiredo (37') y acabaría convirtiéndose en el auténtico protagonista de la eliminatoria. Ambos goles también el Gol Sur. Para que no faltara ni esa pizca de tradición que siempre acompaña a los momentos solemnes.

Fue el único borrón del Sporting en una campaña exitosa y en la que acabaría logrando el Campeonato de Liga tras ceder sólo 2 derrotas en todo el torneo. Y no sólo eso. Finalizada la temporada, el Mundial 1966 esperaba a la selección lusa en Inglaterra. Entre los 22 seleccionados, 8 eran LEOES: Carvalho, José Carlos, Morais, Hilário, Baptista, Joao Lourenço, Figueiredo y Peres.

Por la categoría del rival y el gran momento de forma que atravesaba, no cabe duda que la eliminación del Sporting supuso para el RCD ESPANYOL un triunfo de enorme prestigio. Todo se cimentó en aquella inolvidable noche del 24-11-1965. En aquel arranque de furia. En aquellos 15 minutos de felicidad eterna.

Hoy. Precisamente hoy, se cumplen 50 años de aquella locura inolvidable. 

Oriol Pagès

 

Nota :  Por considerarlo de interés se adjunta la crónica del partido publicada por el Diario de Lisboa.

cronica01.pngcronica02.pngcronica03.png

cronica04.pngcronica05.pngcronica06.png

<< Tornar Fer comentari 9404 | 0 | Imprimir | Enviar


 17/05/2017 Cuentas pendientes
 06/03/2017 &#128249; Panenka en el Plantío
 18/01/2017 Siete minutos para volver al cielo
 10/12/2016 Pasajero 750
 04/10/2016 &#128249; RCD Espanyol y Zona Cesarini
 02/06/2016 En lo alto de la tribuna
 24/03/2016 CITA INOPORTUNA
 11/01/2016 DUDA RESUELTA
 15/10/2015 IMPRESCINDIBLES
 08/09/2015 PRIMERO DEFENDER BIEN
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7
Deportistas