AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

Reflexiones sobre el juego posicional del Espanyol

Tras una breve charla con Alberto Martínez (periodista del diario As que sigue la actualidad del equipo), surge una reflexión sobre algunos de los detalles que están condicionando -para mal- la temporada del RCD Espanyol. ¿Hace falta un delantero? ¿Cuál es el verdadero problema del equipo? Vamos con ello:

Antes que nada, hay que contextualizar la situación y comprobar que Quique Sánchez Flores está jugando actualmente con 14-15 jugadores de una plantilla de 25. Un hecho que limita las variantes y alternativas del equipo en el plan de partido y en el transcurso del mismo. La gestión de esos 14-15 jugadores lleva consigo un gran problema. Y para mi, el más preocupante de la presente temporada: el juego posicional. ¿Cuestión de nombres? ¿Cuestión de sistema o cuestión de estructura? Entre la primera y la tercera anda la cosa.

El equipo titular del Espanyol presenta ciertos desequilibrios en distintas posiciones de su estructura ofensiva. Es un equipo descompensado y con poca capacidad de adaptación debido al perfil de algunos de los jugadores que más minutos acumulan. Desequilibrio entre las prestaciones de los dos laterales. Aarón Martín por izquierda, con más profundidad, asociación y capacidad para generar ventajas. Víctor Sánchez por derecha, menos profundo, menos asociativo y con tendencia a aparecer más que estar. Desequilibrio entre el doble pivote. Ya hemos comentado muchas veces que Javi Fuego condiciona la posesión. Para mi gusto, demasiado defensivo. Sergi Darder necesita un jugador 'más completo' a su lado, alguien que le permita soltarse sin renunciar al control de balón. Desequilibrio entre las dos bandas. Piatti es muy bueno corriendo pero presenta más dudas en el desborde. Pocas veces supera el 1x1 en estático. Jurado es, seguramente, todo lo contrario. El jugador con mayor capacidad para irse de su par cuando está parado. Desequilibrio en la doble punta. La multitarea de Gerard Moreno requiere un delantero más estático para sujetar a los centrales del equipo rival. Leo Baptistao es la máxima expresión de profundidad y mobilidad. Por dentro o por fuera. De todo menos referencia.

Marc Roca, Melendo, Navarro, Granero, Sergio García, incluso Víctor Sánchez -otra vez- en el doble pivote. Y sin contar el paso adelante de David López. Perfiles distintos que, lejos de convertir el Espanyol en el mejor equipo con balón, pueden contribuir al equilibrio en su juego posicional. ¿Urge fichar un delantero en inverno? Quizás no es una urgencia aunque dependiendo de las salidas se podría añadir una variante más. ¿Se solucionarían los problemas? Tampoco. Puede que el lateral derecho y uno de los pivotes sean posiciones que necesitan una reformulación.

Joan Camí

@JoanCami      


 07/12/2017 ¿Qué pasa con Sergi Darder?
 10/11/2017 Con David hacia nuevos horizontes
 23/02/2017 Secuelas del Bernabéu
 24/01/2017 Del caos a la incertidumbre
 10/11/2016 ¿Fin del romanticismo?
 29/09/2016 Insisto, esto promete
 12/09/2016 Víctor sabe jugar
 05/09/2016 Álvaro Vázquez, ¿2.0?
 15/06/2016 Ens veiem a la tornada, Lluís
 17/05/2016 Marco Asensio, un nou 'trequartista'.
1 | 2 | 3 | 4