AVUI A POL

Es fútbol per David Peñín

No hay proyecto

El problema no es el límite salarial. Es en todo caso un síntoma de un problema más grave; el de no saber sumar y restar y el de haber comprado a jugadores como Hernán y Caicedo cuando se sabía que no valían. ¿Para qué compras un jugador de 28 años como Hernán, con contrato, si no es para venderlo? Tenerlo ya lo tenías. Desde el palco supongo que se ve el mismo partido que vemos el resto de aficionados. No haber dado salida a Felipao en el mercado de invierno, que era tan necesaria como ha sido ahora, por un ataque de altivez de nuevo rico, y desprenderte, en cambio, del delantero del filial y permitir su descenso es ya para echar al director deportivo. No tener, después de un año, a un buen central bueno y libre atado en junio es un bochorno. Porque estaba claro que a principio de la pasada temporada ya faltaban centrales. ¿Todavía esperaran que el tiko Duarte, camino de los 29, llegue a ser un gran central? Bueno, decente. ¿Un jugador así, o javi, o Álvaro, en la plantilla son compatibles con qué tipo de proyecto?

Que el portero de tu equipo sea el que más cobre solo puede ser debido a dos cuestiones. La primera es que se elige un sistema defensivo y, por lo tanto, se demanda cubrir la portería como la demarcación clave. Aquí, la duda o la incoherencia, es que para ese modelo, los siguientes mejores deberían de ser los centrales, y los laterales, pero no es el caso. La segunda opción es que la dirección deportiva sigue sumando errores. O quizá se apueste por una opción más contra cultural, del agrado artístico del entrenador, poner el autobús pero defendiendo con delanteros.

A todos nos gusta contar con Diego López. Al menos es la apuesta de un buen jugador. Pero no deja de ser una barbaridad que el tope salarial corresponda a un portero de 36 años. ¿Necesitamos un portero veterano de nivel de Champions y el sueldo pertinente cuando el resto del equipo no va acompañar ese nivel ni para ir a Europa?

Lo normal en el fútbol es que cobre más el que mete los goles. No me suena un equipo cuyo jugador mejor pagado sea el portero. De los grandes ninguno. Con el perjuicio de que el próximo que renueve pondrá el listón en las ganancias del portero. ¿O acaso Gerard con 15 goles no se merece, como poco, el mismo sueldo? ¿Y si viene una oferta por jugadores pilares de verdad? ¿Cómo contratacas?

El problema, hoy, en el Espanyol es la dirección deportiva, o el departamento deportivo porque dirección, lo que es dirección, no se ve ninguna clara. La de antes y la de ahora, cuyo resultante, con algunos aciertos anteriores, es realmente cuestionable. Se hicieron algunos buenos fichajes el año pasado -a precio de fichas de oro, algunos- pero excepto los nuestros, David y Gerard, casi todos los casos se trata de jugadores con escaso margen de revalorización. Una directriz que para un primer año del proyecto -que correspondería al aposentarse- es válida pero que resulta extraña cuando se repite. Naldo, Sergio o Granero suman veteranía y fichas a un equipo ya muy veterano.

El problema es que una mala gestión es más dañina casi siempre en el futuro que en el presente, porque de momento lo único a lo que se dedica la dirección deportiva es a ir dejando marrones. Y luego toca, además de seguir tirando para adelante, desenredar los marrones heredados. Una de los cócteles más perniciosos en un equipo de fútbol es el de demasiados jugadores muy veteranos, y algunos, o bastantes, con fichas muy altas. Javi, Víctor, Diop, javi y Víctor -los baratitos, que por eso se quedan, los dos primeros como enlaces sindicales- y luego los Fuego, Diego, Granero, jurado, Sergio que pasan de la treintena. Y casi todos con contratos firmados este año o el anterior. Y ninguno de ellos va ir a mejor. A los que hay que sumar los David, Naldo, Piatti o Duarte, que se acercan. ¿Cómo vas a ser autosuficiente si no puedes vender? ¿Si la mitad de tu plantilla está en proceso de desvalorización? ¿O ese va a ser el modelo? El de jugadores que vienen aquí a pasar sus últimos días, a ver si un día suena la flauta y nos metemos en Europa y a partir de ahí a ver qué pasa.

No lo veo, el proyecto. Lo más doloroso es que hemos tenido suerte, encima. Con la vuelta de David y Gerard, buenos y de la casa, pero no hemos sabido estructurar un proyecto alrededor de ellos. Y ese sí es el gran problema de la parcela deportiva. En fin, al menos Oscar Perarnau, tiene experiencia en lidiar con los marrones en esta casa. Si la idea era un proyecto, ahora mismo tiene mucha pinta de haber fracasado antes de empezar.

En la parcela deportiva, cabe reconocerles, han intentado iniciar un proyecto, porque en las otras áreas como marketing, comunicación o social parece que ni se han enterado de que ha cambiado el dueño. Y ese todavía es un problema más grave. Se ha fiado todo al proyecto deportivo y este parece que de momento no va a caminar. Y sigue sin haber proyecto de SAD más allá de esa inercia destructiva de seguir rigiéndose como un club de barrio del siglo pasado.

La gran virtud del fútbol es que es fútbol, y que a pesar de todo, te puede salir una buena temporada aunque des palos de ciego en la dirección. Es lo que dispone la pelotita. Pero esto no nos debe de apartar de soluciones y pasos que son necesarios.

David Peñín


 16/10/2017 Un nueve en invierno.
 28/09/2017 Así, sí.
 12/09/2017 Ni nervios, ni paciencia.
 12/09/2017 Ni nervios, ni paciencia.
 04/09/2017 Regreso al futuro
 17/07/2017 Dos centrales
 31/05/2017 La feina ben feta no té fronteres
 15/05/2017 El '9'; el fitxatge clau
 26/04/2017 Gràcies Piqué
 19/04/2017 Gran temporada en el año del Gallo
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 29