AVUI A POL

El 7 cielo per Xavi Marn

Minority report

Escuchando las declaraciones de nuestro entrenador Quique Sánchez Flores sobre las razones por las que había abrazado a Messi, al que le había mostrado su gratitud por ser tan gran jugador y tan humilde, recordé una anécdota referente al mundo cinematográfico de hace unos años. Y me vino a la mente por la incredulidad que me produjeron estas palabras del míster, relajándose en la redundancia de quien seguramente desconoce que es tan buen jugador porque seguramente nadie se lo ha dicho nunca. En cuanto a lo de su humildad, pues pregunten a la Agencia Tributaria.

En el año 2001, el director norteamericano Steven Spielberg estaba formando el casting para una película de ciencia ficción, basado en un relato del escritor Philipp K. Dick, "Minority Report". El realizador de "Tiburón" tenía claro a su protagonista, el actor Tom Cruise, pero buscaba a su antagonista. Por esa época, el actor español Javier Bardem, tras ganar el premio a mejor actor en Venecia por el biopic sobre el poeta Reinaldo Arenas, "Antes que Anochezca" de Julian Schnnabel, estaba empezando a ser muy conocido en Hollywood. Y Spielberg lo convocó para una reunión. Nada más llegar a su despacho, Bardem empezó a sorprenderse de la increíble humildad de uno de los cineastas más taquilleros y populares de la historia del cine. Nada más presentarse, Spielberg le dijo: "Hola buenas, me llamo Steven Spielberg y soy director y estoy preparando un proyecto en el que me gustaría que usted participase. No sé si conoce una película sobre un Tiburón blanco asesino que se llamo "Jaws"... yo soy el director. Tampoco sé si ha oído hablar de un film en el que un extraterrestre se pierde en la tierra al ser olvidado por sus compañeros que se marchan en la nave. Entonces entablará amistad con un niño. La película se llamaba "ET"... Y asi, sucesivamente. Bardem no sabía si le estaba tomando el pelo o realmente desconocía el director la inmensidad del éxito de sus películas, teniendo en cuenta que hasta que se estrenó "Titanic", "ET" fue la película más taquillera de la historia. inalmente Javier Bardem rechazó pasarse la película persiguiendo al prota de "Top Gun" y fue sustituido por Colin Farrell.

Imagínense lo que debió pensar el jugador argentino cuando nuestro simpático míster le fue alabando y mencionando (como si nadie lo supiera o hubiera dicho antes), lo grande que es, lo decisivo que resulta para el club azulgrana y casi para la humanidad entera, lo humilde que es, o lo que aguanta recibiendo palos (esto no creo que les hiciera mucha gracia a nuestros jugadores que repartieron menos que un cartero, y así nos fue...) y otras alabanzas, como si Sánchez Flores hubiera descubierto la pólvora.

Creo que una buena muestra de fair play hubiera sido consolar a su jugador Roberto que había recibido 3 goles en pocos minutos, o a los "top model" de nuestros defensas que salieron retratados en el vergonzoso segundo gol del "dios del Universo" y de la galaxia casi.Dudo que el astro argentino necesitara que un mediocre entrenador le recordara lo bueno que es.

Quizá otra muestra de fair play hubiera sido no embarcar al club en una nómina a un jugador de 36 años que apenas se ha puesto la camiseta en cinco meses (Demichelis) o no hacer pagar 3 millones en un portero que ahora no le sirve (Roberto).

Mejor que los resultados acompañen, pues a la que la pelota no entre, un abrazo se convertirá en un "abrazo asesino" de esos de película , que quedan marcados de por vida.

Xavi Marín


 20/01/2017 Los abrazos rotos
 13/01/2017 El turismo es un gran invento
 18/09/2016 Virus
 07/09/2016 No mires atrás
 02/09/2016 Al filo de la medianoche
 23/08/2016 Colateral, coladero
 19/08/2016 Recuerdos
1