AVUI A POL

Paintball per Joan Camí

¿Fin del romanticismo?

"El rival tiene muy poca influencia en mis alineaciones". Con esta frase respondía Quique Sánchez Flores a una cuestión sobre el hermetismo de su equipo en una de sus largas ruedas de prensa. Un hecho significativo que refleja la apuesta inquebrantable del técnico en el modelo de juego y sus ideas. Tanto en nombres como en intenciones. 

Por la mente de cualquier entrenador hay pensamientos que son universales. Antes de plantear un partido, hay directrices que luego dan sentido a todo lo que sucede en el campo. Potenciar las virtudes de tu equipo y debilitar las del rival debería ser condición sine qua non para estar más cerca del objetivo principal, que no es otro que ganar el partido. En una Liga cada vez más competitiva, con multitud de medios (humanos y técnicos) para recopilar grandes cantidades de información, alcanzar la optimización y la eficacia en los análisis resulta una tarea cada vez más compleja. La información no gana títulos. Ni el 90% de los partidos. Pero sí que da esa ventaja en momentos concretos. No hubo ayudas con Inui cuando vino el Eibar en Cornellá y Javi López sufrió demasiado. Por cierto, el nipón ya se la lio la temporada pasada con su desborde y desequilibrio. No se organizó una buena presión en el Insular y el triángulo formado por Roque Mesa, Vicente Gómez y Jonathan Viera pudo superar -y someter- el sistema defensivo del Espanyol.

Este Equipo es un equipo de acción previsible. Tras las once primeras jornadas no se ha visto ningún partido con matices tácticos específicos para sorprender o bloquear al rival. Sevilla, Real Madrid, Celta, Villarreal, Las Palmas... equipos capaces de controlar distintas fases del juego (desde una posesión de tres minutos a un contraataque letal de 5 segundos). Cada rival exige lo suyo y es inevitable pensar en nuevas fórmulas para esconder aquellos focos que puedan decidir un partido. Esta adaptación, más allá de una protección eficaz de la portería, intenta recuperar la posesión de balón en circunstancias y momentos que posibiliten una mayor probabilidad de éxito.

Queda mucha Liga todavía, pero hasta ahora Quique parece más un romántico. Convencido de establecer una identidad propia, independiente del contexto y rival. Quizás el transcurso de la temporada, los resultados y lo que tarde en llegar la primera victoria en Cornellá, le obligue a ser más pragmático.

Joan Camí

@JoanCami   


 07/12/2017 ¿Qué pasa con Sergi Darder?
 24/11/2017 Reflexiones sobre el juego posicional del Espanyol
 10/11/2017 Con David hacia nuevos horizontes
 23/02/2017 Secuelas del Bernabéu
 24/01/2017 Del caos a la incertidumbre
 29/09/2016 Insisto, esto promete
 12/09/2016 Víctor sabe jugar
 05/09/2016 Álvaro Vázquez, ¿2.0?
 15/06/2016 Ens veiem a la tornada, Lluís
 17/05/2016 Marco Asensio, un nou 'trequartista'.
1 | 2 | 3 | 4