AVUI A POL

Al remate per Álex Pérez

'SuperChen' al rescate

En las últimas semanas están surgiendo grandes problemas en toda la corriente blanquiazul y van pasando los días y parece que ninguno de ellos se resuelve. Con el último frente abierto, el de Víctor Sánchez, ya casi no queda ámbito dentro del espanyolismo que no haya quedado afectado. En lo social, parece que la guerra nunca se acaba y las esperanzas de recuperar la paz cada vez son menores; en la dirección deportiva se hace evidente que cada vez tiene menos peso para decidir; el único capitán que dispone de minutos de la plantilla dice sentirse engañado y decepcionado con el club; en lo deportivo, el equipo no acaba de rendir al nivel esperado, al menos aún no se encuentra en el modesto objetivo marcado a principio de temporada. Frente a este preocupante panorama, parece que nadie toma decisiones en firme respecto a ningún tema. En cualquier club de primera división, este tipo de decisiones de peso le corresponderían al presidente, pero en el caso del Espanyol, su presidente, Chen Yansheng, se encuentra a 13.000 kilómetros de distancia. Mi pregunta es, con la tecnología que hay en la actualidad ¿es necesario esperar a que Mr. Chen llegue a Barcelona para tomar las decisiones importantes?

La experiencia nos dice rotundamente que sí. Si echamos la vista atrás, nos daremos cuenta de que las grandes decisiones de los últimos meses, no se han producido hasta que no ha aterrizado el señor Chen Yansheng en suelo blanquiazul. Al final de la temporada pasada, el Espanyol se encontraba sin director deportivo desde hacía meses; aunque muchos ya presagiaron que ese puesto lo ocuparía Ángel Gómez, esto no se produjo hasta la llegada del mandamás. Galca, era sabido que no continuaría como técnico perico una vez acabada la temporada, pero fueron necesarias varias semanas y una vez más la presencia de Chen para que fuera cesado. Además, este viaje fue muy provechoso, ya que también tomó la gran decisión de ofrecer 78 euros por acción, un valor por encima de su precio.

Hace exactamente 5 meses, se firmó el acuerdo con Quique Sánchez Flores. Fueron necesarias varias semanas en las que prensa y aficionados ya conocían el nombre del nuevo míster para sellar el acuerdo, un acuerdo que solo llegó cuando el presidente viajó a la ciudad condal y se reunió personalmente con el entrenador.

En su último viaje, el presidente se topó con el final de un mercado de fichajes que no había cumplido las expectativas iniciales y por enésima vez fue Chen el que acabó desencallando la situación, con un final agónico y en un último día de grandes movimientos.

El panorama actual está pidiendo a gritos un viaje del presidente a Barcelona, ya que siempre que ha aparecido el presidente se han tomado grandes decisiones para el club y la mayoría de ellas muy positivas. Según las últimas informaciones, dentro de un mes Chen Yansheng aterrizará en las oficinas del club, demasiado tiempo para mi gusto con tantas decisiones de gran calado por tomar, pero ya se sabe que las agendas de los superhéroes suelen estar muy apretadas. Aunque me planteo una última cuestión, ¿a los superhéroes alguien les tiene que avisar de que está pasando algo o tienen un radar?

¡Le esperamos SuperChen!

 

Álex Pérez

@AlexandrePerez8