AVUI A POL

Al remate per Álex Pérez

¡Mister! Póngame en mi sitio, por favor

En el fútbol, como en cualquier otra profesión, los profesionales tienen tareas y puestos que les agradan más y desempeñan mejor que otros. En una obra, un escayolista podría pintar la pared e incluso podría quedar bien, pero seguramente el pintor lo hará mejor, así como cuando alguien acude a un hospital con una infección ocular es mejor que le atienda un oftalmólogo, antes que un otorrinolaringólogo. Cuando hablamos de fútbol, hablamos de posiciones y cada posición requiere unas habilidades diferentes a otras.

El Espanyol de Quique se ha convertido en un equipo en el que los jugadores no tienen claro qué tareas tendrán que desempeñar el fin de semana. David López se ha visto obligado a ocupar la posición de central, una posición en la que es sabido que David no se siente cómodo. A pesar de haber sido descubierto como un gran defensa y que probablemente está siendo el mejor zaguero de la plantilla en estos momentos, no es su posición natural y es una posición en la que siente una presión añadida cuando salta al campo. Además, David podría aportar mucho más equilibrio en un centro del campo que no acaba de estabilizarse. Así que de esta manera se gana un buen central, para perder un mejor centrocampista.

Víctor Sánchez, el chico para todo, ha visto como se le relegaba de su condición de centrocampista, al lateral, una posición en la que tampoco se siente del todo cómodo, con el añadido de que muchas de las semanas que ha acabado jugando en la línea defensiva, ha estado entrenando durante toda la semana en el centro del campo. Al final, el jugador acaba perdido y sin asumir ciertos automatismos, propios de un lateral, como ajustar la línea defensiva para crear el fuera de juego y esto puede costar un gol en el último minuto y la pérdida de tres puntos importantes, como ya pasó en el partido frente al Málaga en el RCDE Stadium. Tal y como ocurre en el caso de David, Víctor jugará bien en cualquier posición, pero se ha demostrado que su mejor rendimiento lo da en el centro del campo.

Otro jugador desubicado y al que se le podría sacar mucho más rendimiento es a Gerard Moreno, que ha evidenciado en numerosas ocasiones durante esta temporada y la pasada, que donde puede aumentar su cuota de gol es jugando cerca del área. El rígido 4-4-2 de Sánchez Flores y el juego de contención, desfavorece el juego de Gerard y también el de Caicedo, ambos se ven obligados a ocupar una posición lejana al área y en la que no se acaban de encontrar cómodos. Un caso más, sería el de Jurado, que las pocas ocasiones que lo hemos podido ver, ha sido en banda y es un jugador que durante toda su carrera ha desempeñado su juego más brillante en la mediapunta.

Cada futbolista sabe dónde puede dar su máximo rendimiento, por eso cuando cada uno jugamos a fútbol nos pedimos una posición. Entonces, ¿no será mejor que el entrenador pregunte al jugador en qué posición se siente mejor y que adapte su sistema a las posiciones que tiene?

Yo de delantero Míster! Gracias.

Álex Pérez

@AlexandrePerez8


 23/11/2017 No es cosa de delanteros
 18/04/2017 'Cerocerismo' en su excelencia
 15/12/2016 Caraanchoa
 10/11/2016 'SuperChen' al rescate
1