AVUI A POL

Paintball per Joan Cam

lvaro Vzquez, 2.0?

El Espanyol de Quique se caracteriza por ser un equipo profundo. Superar la primera presión del rival es primordial para progresar y conectar con los de arriba, mediante los 'jugones', Salva, Jurado o Reyes, o con un pase que permita superar más de una línea (ahí destaca Marc Roca). Tipos como Hernán Pérez o Piatti, auténticos correcaminos, complementan a los Gerard Moreno y Leo Baptistao, delanteros que basan su juego en la movilidad constante por toda la zona de ataque. Todo ello fuerza a correr para encontrar los espacios en el menor tiempo posible. Hay que ser rápido y vertical. Aquí Caicedo come aparte (le gusta flotar, ser más estático, jugar de espaldas), una alternativa más de las muchas que maneja el técnico. Se han doblado la mayoría de posiciones del equipo, aportando más competencia, calidad y perfiles distintos para tener más variabilidad. Ser flexible en el sistema de juego permite la entrada de jugadores con diferentes características. Una condición fundamental para sobrevivir en la competición.

La llegada de Álvaro Vázquez es una buena alternativa para la idea de juego de Quique Sánchez Flores. A sus 25 años, el de Badalona reúne una serie de condiciones -y condicionantes- suficientes para entender su fichaje. Sentir los colores y ser una petición expresa del técnico le da cierta ventaja para iniciar su segunda etapa en el club.

Sin duda, es un jugador que por características encaja en la filosofía de este equipo. Es rápido y huele muy bien el desmarque, por dentro, por fuera, entre líneas, de espaldas o en dirección a portería; un repertorio de movimientos para explotar la verticalidad que tanto ansía el cuerpo técnico. En el 4-4-2 que utiliza el equipo, los dos delanteros no sólo son necesarios para las transiciones, sino también, y muy importante, para la presión. Son los responsables de fijar a los centrales para forzar el error. Álvaro se siente cómodo en este contexto.

Su carta de presentación permite creer en una versión mejorada de su pasado perico. Como todos los delanteros vive del gol. Y con goles, hay confianza. Él, de momento, tiene la de Quique. Debería ser suficiente.

Joan Camí

@JoanCami   


 13/03/2017 Gerard Moreno, la metamorfosis de un jugador
 23/02/2017 Secuelas del Bernabéu
 24/01/2017 Del caos a la incertidumbre
 10/11/2016 ¿Fin del romanticismo?
 29/09/2016 Insisto, esto promete
 12/09/2016 Víctor sabe jugar
 15/06/2016 Ens veiem a la tornada, Lluís
 17/05/2016 Marco Asensio, un nou 'trequartista'.
 26/04/2016 Cap a un final immerescut
 10/03/2016 Reinventar -o no- el trivot
1 | 2 | 3 | 4