AVUI A POL

Pericospio per Gonzalo de Martorell

Adiós Thievy

Lo del crestas...

Si hay algo que he procurado hacer en mi vida tanto personal como profesional es marcharme con educación. Incluso cuando lo que me pedía el cuerpo era pegarle fuego al garito y despedirme con un terapéutico corte de mangas he recordado lo que siempre me decía mi madre... "Nen... que no se sap mai a quina porta s'haurà de tornar a trucar..."

Y debo confesar que alguna vez, efectivamente, he tenido que volver a llamar por segunda vez a una puerta y me la han abierto; supongo que porque supe marcharme con un mínimo de modos.

Obviamente todo esto lo escribo pensando en ese ejemplo de señorío y respeto a quien le ha pagado que ha demostrado ser Thievy Bifouma.

A ver... a mí lo de Thievy y su neumática novia me da bastante igual. Siempre he sido de aquellos a los que ofende quien puede y no quien quiere. Y no suele ser fácil, perdónenme la pedantería, pero es que no estoy yo ya para según que tipo de chorradas.

Una es una choni con ínfulas que no pudo pescar un pez más gordo y acabó con un proyecto de jugador del Espanyol y el otro un chaval con una única neurona al que le han hecho creer que es el Etóo de los Cárpatos.

(No te preocupes Thievy... no entenderías la ironía. Los Cárpatos son unos montes que están lejos, muy lejos, lejísimos... casi tanto como tu profesionalidad... tu a lo tuyo, a peinarte la cresta y que te vaya muy bien en el Almería. Lo que no entiendo es cómo no han venido a buscarte el Chelsea, el Manchester o el Milan. Que se vayan a la mierda todos; ingleses e italianos. No te merecen).

La salida de tono de la señorita consorte de Thievy deja claras, sin embargo, dos cosas: que aunque la nini se tiña de rubio, nini se queda y que ni uno ni otra son muy despiertos...

Porque la señorita Márquez en cuestión y reputada empresaria del cosmético ha olvidado que su bigardo cónyuge esta solamente cedido al Almería y el año próximo deberá volver a la disciplina del equipo de mierda de esta Catalunya de mierda para que, en los mierdosos despachos de Cornellá, decidan el año que viene qué hacer con él y su carrera.

El entorno de Thivey -que, por lo visto, tiene entorno y todo...- siempre ha explicado que se le hizo volver de Las Palmas -donde estaba feliz como una perdiz- con la promesa de que iba a ser titular titularísimo... y después se encontró con que tenía que chupar más banquillo que Belén Esteban en Saber y Ganar y que le iban pasando por delante otros jugadores recién llegados.

Thievy consideró que le habían tomado el pelo y desde entonces juró odio eterno al Espanyol...

Ignoro si es cierto o si se trata todo de una rabieta de niño malcriado que, simplemente, quiere irse a jugar donde tiene más cerca las chicas y donde lo hacen sentir una estrellita.

En cualquier caso no lo sé... ni me importa... porque esto tampoco explicaría porque se peleó con medio vestuario y con dos entrenadores de carácter tan diferente como Pochetino y Javier Aguirre.

Lo único que me interesa ya de Thievy es saber cuánta pasta nos ahorrará en ficha y verle marcharse del Power 8 Stadium con el rabo entre las piernas después de la visita del Almería y con el "recuerdo cariñoso" de las gradas de nuestro estadio.

Que este año, entre Thievy y Christian Álvarez, nos vamos a hartar de "dar cariño" a algunos jugadores rivales.

Y que quede claro que no soy en absoluto crítico con la gestión que el club ha hecho del tema.
No se ha cedido a la presión del Málaga y se ha sido firme en el tema disciplinario... teniendo en cuenta que estos temas son siempre muy difíciles de solucionar... salvo que dispongas de presupuesto para tener al interfecto entrenando con los juveniles toda la temporada.

Pero dejarlo todo ahí, en la anécdota de una novia maleducada y un chaval con pocas luces, sería un error gravísimo... porque la realidad es que el problema no está resuelto y que el año próximo por estas fechas al de la cresta habrá que colocarlo de nuevo en algún sitio... como debería haber recordado -insisto- su vehemente pareja.

(Vehemente no es nada malo, guapa, significa que se es impetuoso e irreflexivo. De nada)

Desde las plantas nobles del Power 8 Stadium hay que empezar a trabajar con tiempo -asumiendo que, en fútbol, el medio plazo no existe- para que, cuando llegue el momento, la marcha definitiva del jugador franco-congoleño sea lo menos molesta y lo más beneficiosa posible para el club. Pero el próximo verano no puede, no debe repetirse este esperpento.

Gonzalo de Martorell 


 23/07/2017 Antes un crimen que un error
 05/10/2015 Pau López: no es la calidad. Es el momento
 29/08/2015 De liderazgos y cobardías
 12/05/2015 Adhesiones inquebrantables
 05/03/2015 Nos hemos equivocado
 17/12/2014 Catadura moral
 22/10/2014 Amores de un día y sexo sin amor
 27/05/2014 ¿Y si sale bien?
 29/04/2014 No son sólo ellos. También somos nosotros
 02/04/2014 Otras formas de odiar
1 | 2