AVUI A POL

Es fútbol per David Peñín

Gran temporada en el año del Gallo

Si nos hubieran preguntado a cualquiera, a principio de cualquier temporada, hubiéramos firmado estar en la pomada a falta de seis jornadas. Aunque sea haciendo la goma.

Si tenemos en cuenta que el equipo nacía sin laterales y que acabamos la temporada con un único central puro, sólo cabe elevar el mérito de la plantilla. No entiendo las críticas. No las comparto, no me parecen coherentes, y me parecen de cierta soberbia; como después de la vergüenza del año pasado, con algunas de las goleadas más humillantes de la historia de esta entidad, alguien se ponga a exigir Europa como si fuera el destino natural de toda la vida de este club.

Las finales se ganan o se pierden, pero el paso ineludible es llegar a jugarlas. Además en la liga los partidos siempre valen tres puntos. Ya sean en la jornada treinta o en la primera. Y si nos atenemos a los daños que causó ha sido más final la derrota en Sevilla que la de Bilbao.

Este equipo puede llegar a sesenta puntos. Sesenta puntos, según algunos, jugando una mierda. ¿Entonces? Sólo cabe alegría. Si nos ponemos a jugar un poquito el año que viene no hay frontera (otra es si algunos piensan que el fútbol solamente es la táctica ultra defensiva y aburrida del tiki taka).

Claro que en las críticas deberían explicar como es posible hacer sesenta puntos en la Liga jugando una mierda. Pero lo más importante, si hacemos sesenta jugando una mierda, entonces si las cosas este verano se hacen regular (no hace falta ni hacerlas muy bien) la ilusión que se puede generar es de la que suma abonados.

Es verdad. La inversión más rentable que podemos hacer es mantener este equipo. Pero mucho más rentable es si conseguimos sonreír. Quique lleva ya meses hablando de crear un ambiente positivo. ¿Quién no recuerda la conjura para alcanzar aquella mítica final de la Recopa en Glasgow? Y funcionó.

En esta santa casa, y en este país, ha supurado siempre como un hilillo de mal rollo; de una crítica desde el engreimiento y el resentimiento y no desde la objetividad. Y entonces simplemente no se puede ser justo. Es más, no es una crítica, es una opinión, y no es lo mismo. Aunque muchos periodistas de hoy en día no sepan bien la diferencia.

Mi sueño es que esa cancioncilla que todos queremos suene en Cornellà. Para esa comunión, mantener el equipo es un paso. Ser humilde, también. Y criticar por rencillas y fastidios no aporta. Son críticas con un tufo rancio de pasado, de los tiempos de las travesías en el desierto, de las mochilas y los futuros "esplenderosos".

Es el año del Gallo Rojo de Fuego (como empezó en Enero nos hace falta contemplar el inicio cojo de temporada). Y como diría la película del Oscar, no estaría mal volver a empezar con una ilusión y una sonrisa, y celebrar de una vez que este año del Gallo está siendo un buen año.

David Peñín 


 03/04/2017 El jugador más mejorado
 21/03/2017 Complicat
 06/03/2017 Cuestión de nueve
 28/02/2017 Hasta el final
 20/02/2017 No estamos muertos, solo de parranda.
 06/02/2017 La tropa
 09/01/2017 Ens hem d'asseure
 04/01/2017 Los Reyes Magos (un lateral, un central y un nueve...)
 28/12/2016 ADN perico
 23/12/2016 Presa de decisions
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | ... | 28