Curiosidades

David Peñín

28/03/2012

           Ahora que es el momento de las cábalas y de la estadísticas no deja de ser curioso que a finales de enero, en la jornada 20, sumábamos 31 puntos, un poquito más del 50% de los disputados, mientras ahora con 40 de 87 hemos bajado a un 45,9% Un porcentaje parecido, por otro lado, al que hemos mantenido durante el mes de marzo. Vamos, visto de otra forma; sumamos más con Thievy y Galán que con Uche y Coutinho. Curioso, la verdad. Por supuesto esto es una visión simplista, como todas las que señalan a un jugador como responsable de cualquier desastre. Al final, el fútbol se juega en equipo y es fundamental la dinámica y el equilibrio del equipo.

            Así, los amigos del AS plantean como objetivo repetir hasta final de temporada los resultados de la primera vuelta para terminar en la conclusión que alcanzaríamos los 55 puntos, un listón que no da acceso a Europa desde la temporada 2003/04. Curiosa elucubración desde la buena intención para determinar que no lo lograremos. Aunque en esta liga nunca se sabe y quizá la última plaza europea se decida en un multitudinario empate para el que se necesitará cierta pericia matemática para desentrañar el gol avarage (a la mejor se instaura una formula más eficaz y realista como que lo elija la federación a dedo).

            En cualquier caso, de momento no hay nada nuevo bajo el sol, seguimos necesitando algo más, ese plus de competitividad y evitar los despistes atrás (esos que nos llevaron a encajar 4 goles contra un segunda y contra un segunda B, los que nos costaron la eliminación). Si Camacho hubiera realizado la crónica del pasado partido la hubiera resumido en aquello de que fallamos en esas otras cosas del fútbol, en todas y cada una de ellas. Y en algunas otras, también. Claro que eso de errar en esas otras cosas quizá sea el sello de identidad de la institución; porque también resulta curioso que desde el club sean capaces de colocar a Javi Márquez en una rueda de prensa justo el día que se publica una pequeña bombita acerca de su futuro para que le puedan ensartar la pregunta de si no juega porque no renueva. Genial. Una situación evitable de todas, y que no beneficia en nada. La mejor manera de apagar un incendio es sin duda avivar las llamas, y para que no queden un rescoldo sin arder pues sale el directivo de turno para insistir y recordar en el momento de la competición más oportuno que en este club todos son transferibles, hasta el utillero, y que no llegue la oferta por algún socio porque tendrá a Condal y Collet detrás pidiéndole que por el bien del club la acepte. Sin duda la tranquilidad institucional es una quimera. Quizá la formula de que Pepinho y en Mouret dejen de meterse con los árbitros y ser tan pesados es que entrenen aquí. Andarían demasiado ocupados en apagar incendios internos. 

            Lo que no es curioso y si la mar de normal es que cuando los resultados se tuercen siempre aparezcan los debates de si es un objetivo o deja de serlo. Resulta evidente que si vas vendiendo a la mitad del equipo cada temporada plantearse metas de puestos de honor suena a sueño más que a realidad (porque, otra curiosidad, el equipo que se enfrentó al Málaga tenía más de la mitad de caras nuevas respecto a cualquier once de la temporada pasada). Siempre nos podemos cobijar, en caso de no lograrlo, en que servirá de experiencia para los Amat, Baena, Álvaro, Casilla etc. (un largo etc. Tan largo como casi toda la lista de jugadores) pero la verdad es que la única experiencia en este club es la del aficionado y esta le indica que la próxima vez que estemos en la pomada, aunque sea el año próximo, la plantilla será otra, probablemente joven e inexperta otra vez, más con el estilo de derribos y construcciones Planes, y la única experiencia será justamente la del sufrimiento del aficionado. Y curioso será que con la cantidad de ex que vamos acumulando por el resto de la liga llegará pronto una temporada que no habrá partido en casa que no le dediquemos un aplauso algún rival.

            Quizá yo sea un optimista, que lo soy en esto del fútbol, y no deja de ser curioso que siga creyendo que hay calidad para dar ese pasito de más, aunque la realidad se empeñe en demostrar que en los momentos puntuales que lo necesitamos pues no lo damos, y que lleve ya un tiempo colgando en esta columna la misma historia acerca de superarnos. Así que  no queda otra que ser optimista y pensar que a lo mejor Forlín y Moreno nos darán esa solvencia atrás que necesitamos, y si esto no fuera suficiente pues me encomendaré en un plan algo santero a la recuperación de Víctor y que este dará esa consistencia y recorrido al medio campo, y que Márquez regresará en plan estelar, y si con esto y algún conjuro esotérico no llega pues confiaré en que Poche caerá en la cuenta que con la calidad que disponemos arriba, capaz de resolver partidos por pura individualidad, no cabe otra que resistir mejor atrás y que por lo tanto  no es necesario siempre caminar por la cornisa del riesgo. Siempre hay lugar para un milagro o para que Mauricio aplique alguna variante en el dibujo.         

            Porque al final lo más curioso de todo es que con todas las zancadillas, las nuestras habituales, las externas de siempre y alguna de la fortuna, seguimos ahí, en la pomada, y si peleamos lo podemos lograr.  


SI T´HA AGRADAT AQUEST ARTICLE I EL VOLS COMPARTIR A UNA DE LES TEVES XARXES SOCIALS, FES SERVIR AQUESTS BOTONS:  Twitter  Facebook  More... 

ENS POTS SEGUIR TAMBÉ ALS NOSTRES CANALS DE canaltwitter2011.png I DE canalfacebook2011.png